A National Award-Winning Publication
Search

Guerra entre vendedores de viviendas 

Facebook
Twitter
LinkedIn

La limitada oferta de viviendas esta generando una “guerra” entre agentes de bienes raíces

El mercado de bienes raíces registra “guerras de ofertas” a medida que los compradores compiten por un pequeño grupo de viviendas, debido a lo elevado de las tasas hipotecarias que mantiene frenados los listados de propiedades, expone un nuevo informe de la empresa inmobiliaria Redfin.

La correduría de bienes raíces considera que tanto compradores como vendedores al menos pueden sentirse “un poco tranquilos” al saber que la Reserva Federal probablemente no volverá a subir las tasas de interés en el corto plazo, luego de un año de aumentos agresivos.

“Si bien una pausa en las alzas de tasas de la Reserva Federal no significa que se avecina una caída significativa en las tasas hipotecarias, al menos alivia una capa de incertidumbre en el mercado de la vivienda”, dice en el reporte el coordinador de investigación económica de Redfin, Chen Zhao.

“Por ahora, las casas se están arrebatando rápidamente a medida que la escasez de listados provoca guerras de ofertas entre los compradores que permanecen en el mercado a pesar de las tasas hipotecarias elevadas”, destaca el análisis.

Casi la mitad (48%) de las casas que se vendieron durante las cuatro semanas que terminaron el 30 de abril se contrataron en dos semanas, menos que el 51% del año anterior pero más que el 46% del mes anterior, informa Redfin.

Si bien ese salto puede parecer pequeño, es notable porque la proporción de viviendas que se venden en dos semanas generalmente cae en abril después de alcanzar su punto máximo en marzo, “pero todavía no hemos visto signos de un pico este año”, advierte.

Los agentes de Redfin dicen que las casas a precios razonables en áreas deseables se están vendiendo especialmente rápido, ya que los compradores compiten por un número limitado de viviendas en venta.

El reporte destaca que los nuevos listados de propiedades en abril cayeron un 23% respecto al año anterior, la segunda mayor caída desde el comienzo de la pandemia. El número total de casas en venta ha disminuido constantemente durante el último mes.

Esto va en contra del típico aumento de inventario de primavera, lo que se debe a que los compradores están agotando el suministro de viviendas en venta más rápido de lo que los vendedores están llenando el mercado con nuevos listados.

En abril el precio medio de venta de una vivienda fue de $368.918, un 2.7% menos que el año anterior, lo que significa el décimo período consecutivo de descensos mensuales. Los precios de venta de viviendas disminuyeron en 32 áreas metropolitanas, con las mayores caídas en Oakland, California.

El pago hipotecario mensual de la vivienda con precio de venta medio fue de $2,555 a una tasa hipotecaria del 6.39 %, el promedio semanal actual. Eso está apenas por debajo del récord de $ 2,557 alcanzado durante la semana anterior y es un 9.7% ($ 225) más que el año anterior, dice el informe.