A National Award-Winning Publication
Search

Exmediador de Trump dijo que quiere verlo condenado

Cohen dijo que Trump intentó influir en el resultado de las elecciones ordenándole que hiciera un pago de 130.000 dólares a Stormy Daniels.
Facebook
Twitter
LinkedIn

Redacción Negocios Now

El exmediador político de Donald Trump, Michael Cohen, dijo a los abogados de la defensa en el juicio penal contra el exmandatario estadounidense que quiere que este sea condenado.

Según reportó la Voz de América (VOA, por sus siglas en inglés), “Cohen le dijo al jurado de 12 miembros que, mientras los votantes se dirigían a las urnas en las elecciones de 2016, Trump intentó influir en el resultado ordenándole que hiciera un pago de 130.000 dólares para mantener en silencio a la estrella porno Stormy Daniels”.

Cohen puntualizó que el objetivo “era silenciar su afirmación de que tuvo una cita de una noche con Trump una década antes”. Tal como apuntó la VOA, el exmandatario ha negado esa relación, así como “los 34 cargos que enfrenta en Nueva York en el primer proceso penal contra un presidente estadounidense. [Y] si es declarado culpable, podría ser puesto en libertad condicional o sentenciado a hasta cuatro años de prisión”.

Básicamente, el presunto candidato presidencial republicano para las elecciones del próximo mes de noviembre “está acusado de falsificar registros comerciales en su conglomerado inmobiliario Trump Organization para disfrazar el reembolso de 130.000 dólares a Cohen en 2017 por el pago de su silencio a Daniels como un pago que se le debía por su trabajo legal”, explicó la misma fuente.

Asimismo, resaltó el hecho de que “Cohen testificó que Trump aprobó dos veces el acuerdo para el reembolso del dinero del silencio, incluso en una reunión en la Oficina Oval de la Casa Blanca menos de tres semanas después de que asumió la presidencia, en enero de 2017”.

Cabe recordar que Cohen se puso en contra del expresidente en 2018. En ese entonces, Cohen dijo que se disculpó con el público estadounidense “por mentirles, por actuar de una manera que suprimió información que la ciudadanía tenía derecho a saber para tomar una determinación sobre el individuo que buscaba el cargo más alto del país”.