A National Award-Winning Publication

Exigirán pruebas de vacunación en gimnasios, restaurantes y bares

La medida entrará en vigor el 3 de enero y no incluye a los comedores y servicios alimentarios caritativos; distribuidores de alimentos en iglesias, escuelas y guarderías; así como supermercados que no venden comida preparada. También quedan excluidos los restaurantes y bares de los aeropuertos O’Hare y Midway.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Redacción Negocios Now –

A partir del 3 de enero de 2022 los clientes de restaurantes, bares y gimnasios de Chicago deberán mostrar su comprobante de vacunación y una identificación antes de utilizar los servicios en  esos establecimientos, mientras que los empleados tendrán que realizarse pruebas COVID-19 cada semana, informó la ciudad.

La nueva disposición de la Ciudad de Chicago es parte de las medidas definidas por el municipio para frenar un aumento de contagios del coronavirus durante la temporada invernal, relacionado con la variante Omicron, destacó la alcaldesa Lori Lightfoot.

Quedarán exentos del requisito los comedores y servicios alimentarios caritativos; la distribución de alimentos en iglesias, escuelas y guarderías; supermercados que no venden comida preparada; así como los restaurantes y bares de los aeropuertos O’Hare y Midway.

Lightfoot aclaró que la orden iniciará en enero para evitar inconvenientes a restaurantes y bares durante la temporada decembrina, y permanecerá en vigor hasta que la ciudad haya superado el riesgo con el aumento de contagios por la cepa Omicron.

La alcaldesa expresó su preocupación por esa variante del virus, que puede propagarse más fácilmente, confió en que las disposiciones ayudarán a frenar la nueva ola de contagios, y advirtió que la adopción de mitigaciones más extremas dependerá del comportamiento de los no vacunados.

La medida anunciada precisa que cualquier persona mayor de 5 años requerirá de un comprobante de vacunación antes de ingresar a los sitios mencionados, y los clientes mayores de 16 años deberán proporcionar una identificación que coincida con su registro de vacunación.

Quienes pretendan comer, beber o hacer ejercicio en los establecimientos mencionados tendrán que cumplir con la disposición, la cual no se aplicará sólo en los casos de personas que ingresen por menos de 10 minutos para pedir o recoger comida para llevar, hacer entregas o usar el baño.

En el caso del personal que trabaja en esos sitios, precisa que si  los restaurantes, bares, gimnasios y lugares de entretenimiento contratan trabajadores que no están completamente vacunados, los empleados deberán continúen con la máscara al interactuar con los clientes y proporcionar una prueba negativa semanal.

Las medidas tienen el propósito de frenar el aumento de casos de coronavirus sin obligar a los restaurantes de Chicago a cerrar sus puertas de nuevo o regresar a la imposición de límites de capacidad.

Durante la pandemia, los restaurantes y bares de Chicago han estado obligados a dejar de servir a los clientes en el interior y cambiar a comida para llevar, así como a limitar por meses la capacidad de los establecimientos.

Más en Negocios Now