A National Award-Winning Publication

Estados Unidos registra más de 300.000 muertes por COVID-19

El país llega a la calamitosa cifra el mismo día en que inició la vacunación contra la pandemia, abriendo las puertas a la esperanza de detener el contagio y las muertes.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Estados Unidos registra 300,000 muertos por una agresiva pandemia, justo  el mismo día en que comienza a vacunar a la población contra el COVID-19.

  Aún cuando las vacunas se distribuyen por todo el país, expertos temen que las muertes en el país debido al rápido avance de la pandemia  alcancen las 405,000, la misma cifra de estadounidenses caídos durante la Segunda Guerra Mundial.

  El coronavirus ha provocado un promedio de más de 210,000 nuevas infecciones y casi 2,500 muertes por día este mes de diciembre. Las hospitalizaciones también están presentado números récords.

   Una persona ahora muere cada 36 segundos por COVID-19.

  “Estamos presenciando algunos de los días más mortíferos en la historia de Estados Unidos”, dice el Dr. Craig Spencer, director de salud global en medicina de emergencia del New York-Presbyterian / Columbia University Medical Center.

  Incluso con un rápido lanzamiento de vacunas, Estados Unidos puede llegar a un total de más de medio millón de muertes en la primavera, dice Ali Mokdad del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud.

   En medio de la crisis humanitaria que significa más de 308 mil muertos y casi 17 millones de contagios, resurgen las esperanzas con la llegada de las vacunas de Pfizer que, según las pruebas clínicas tienen un 95 % de efectividad y la única hasta ahora autorizada en los EE. UU. para combatir el coronavirus.

    En un paso histórico en la lucha del país contra la pandemia de coronavirus, los trabajadores de la salud en todo Estados Unidos recibieron las primeras dosis de una vacuna COVID-19.

   Una enfermera en la ciudad de Nueva York se convirtió en la primera persona en ese estado, y probablemente en la nación, en recibir una dosis de la vacuna Pfizer / BioNTech COVID-19.

  “Hoy me siento esperanzada”, dijo Sandra Lindsay, enfermera de cuidados intensivos del Centro Médico Judío de Long Island de Nueva York, después de recibir la inyección.

Más en Negocios Now