A National Award-Winning Publication
Search

Doble o triple ciudadanía como inversión

Facebook
Twitter
LinkedIn
 Tener un segundo o tercer pasaporte representa para muchos mejorar el status y obtener condiciones preferentes para viajar. Este privilegio, que convierte a quien lo posee en “ciudadano del mundo”, está también a la venta, pero requiere de mucho dinero.
 
Hay quienes acceden a un segundo pasaporte invirtiendo más tiempo que dinero y no en todos los países. También existe como tendencia entre los ricos comprar hasta un tercer pasaporte en un mercado conocido como “ciudadanía por inversión” (CIP), que está disponible en varios países, incluyendo Estados Unidos.
 
Los motivos para buscar la compra del segundo y tercer pasaporte son variados, por ejemplo: para viajar a destinos donde el primer pasaporte tiene muchas limitaciones, para comprar residencias en países donde los impuestos son más bajos.
 
Otra ventaja es que la ciudadanía por inversión es más segura para conservarse que los permisos de residencia, a menos que la persona cometa un delito muy grave, de acuerdo con las reglas internacionales.
 
Los países involucrados en este tipo de programas CIPs buscan reclutar inversionistas extranjeros adinerados para dinamizar la economía local, lo que incluye desde lugares como Barbados o Granada hasta los Estados Unidos. 
 
Los costos son variados, por ejemplo, $ 3,000 por año en Tailandia y una inversión de $ 1 millón en una empresa estadounidense. En otros países, como Antigua, St. Kitts o Santa Lucía, entre $ 100,000 y $ 150,000. El Reino Unido tiene como requisito que el solicitante haya vivido en la nación durante algunos años antes.
 
Cada país participante tiene reglas muy específicas y diferentes regulaciones para los solicitantes, solo hay que checar si participan en el CIP y las tarifas, de acuerdo a las expectativas y los recursos económicos con que se cuenten.