A National Award-Winning Publication
Search

Disminuyen precios de venta de vivienda típica

En junio, la casa típica se vendió por un 0,3 % menos del precio de lista, la primera vez que esto sucede en esta época del año desde el inicio de la pandemia.
Facebook
Twitter
LinkedIn

Redacción Negocios Now

Durante junio, la casa típica de Estados Unidos se vendió por un 0,3 % menos del precio de lista, la primera vez que esto sucede en esta época del año desde el inicio de la pandemia, en 2020, según un nuevo informe de Redfin, consultora inmobiliaria impulsada por la tecnología.

Además, poco menos de dos tercios, 32, 3 %, de las viviendas estadounidenses se vendieron por encima del precio de venta durante ese período. Esa es la proporción más baja de cualquier mes de junio desde 2020, y la que está por debajo del 36 % del año anterior, indica.

El reporte de Redfin precisa que casi el 7 % de los vendedores de viviendas bajaron su precio de venta, en promedio, el nivel más alto desde noviembre de 2022 y frente al 4,7 % de hace un año, lo que significa que está aumentando la probabilidad de que las viviendas se vendan por debajo del precio de lista.

“Los altos costos de la vivienda (y las altas temperaturas) mantienen al margen a los posibles compradores, lo que hace que sea más común que las viviendas se vendan por debajo del precio de lista. Esto podría ser una señal de que el alza de los precios perderá impulso en los próximos meses”, dice.

Las nuevas propiedades a la venta aumentaron un 8,2 % año tras año en todo el país, mientras que las ventas de viviendas de segunda mano bajaron un 4,3 %, la mayor caída en cuatro meses. La mayor parte del inventario es casi obsoleto; más del 60 % de viviendas se cotizaron desde hace un mes sin entrar en contrato.

Hay más oferta que demanda, al menos, para ciertos tipos de casas en determinadas partes del país, y los compradores se alejan debido a los altísimos costos. El precio medio de venta de una vivienda aumentó un 4,9 %, año tras año, hasta un máximo histórico de $397,250 dólares.

Si bien las tasas hipotecarias han bajado desde el máximo de seis meses de mayo, el promedio semanal todavía está cerca del 7 %. El pago mensual típico de un comprador de vivienda es de $2,785, apenas alrededor de $50 por debajo del máximo histórico.

El clima récord es otra razón por la que muchos interesados han pasado a un segundo plano su compra. “Algunos clientes dicen: hace tanto calor afuera que no quiero ver nada”, dijo Joe Hunt, gerente de Redfin en Phoenix. “Pero si las tasas hipotecarias fueran más bajas, el calor no sería obstáculo”.

El informe estima posible que los compradores obtengan pronto un ligero respiro en los costos. Es probable que las viviendas se vendan por debajo del precio de venta, y que la alta proporción de vendedores bajen sus precios.

“Esto podría significar que el alza de los precios de venta pierda impulso. Además, las tasas hipotecarias pueden disminuir aún más si la inflación continúa enfriándose”, agregó. Los agentes de Redfin opinan que tanto compradores como vendedores deberían ser realistas acerca de los precios en el mercado actual.

Los vendedores no deberían poner precios excesivos, ni recurrir a reparaciones cosméticas antes de incluir las propiedades en la lista, y los compradores deben saber que pueden negociar, si se trata de una casa sin un factor sorpresa o que se mantuvo en el mercado sin mucha actividad, al menos, algunas semanas, dicen.

“Algunos compradores piensan que pueden llegar a un acuerdo, porque escuchan que el mercado está bien, y algunos vendedores piensan que cada casa se venderá por el mejor precio sin importar las condiciones”, dijo Marije Kruythoff, agente de Los Angeles Redfin Premier.

En realidad, agregó, todo depende de la casa y de la ubicación. Las propiedades más populares son las que están listas para mudarse o las que ya están en proceso de reparación. Las casas intermedias, aquellas que son bastante bonitas pero no actualizadas, llevan más tiempo en el mercado.