A National Award-Winning Publication

Crean Centro Hispano de Innovación de Chicago

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Por Migdalis Pérez
Conectar a los emprendedores digitales de origen latino con Iberoamérica y ayudar a las comunidades hispanas en el mundo empresarial digital, son algunas de las principales metas del Centro de Innovación Hispana de Chicago (HICC, por su sigla en inglés), tal como aseguró entrevista  su presidente, José Ignacio Sordo Galarza.
El también fundador de la entidad explicó que el HICC posibilita que los empresarios hispanos residentes en esta ciudad tengan una gran presencia local, se muevan en un entorno profesional de negocios y ayuden a crear oportunidades de empleo dentro del mundo empresarial digital.
“Nosotros abogamos por una mayor y más profunda vinculación empresarial entre Chicago y los empresarios digitales de Iberoamérica, creando relaciones comerciales internacionales y provocando un diálogo constructivo entre ambas partes”, subrayó Sordo Galarza.
En la actualidad, la comunidad de Chicago posee más de 20 centros de innovación tecnológica, sin embargo, carece de una representación iberoamericana. Precisamente por esa razón, es que los miembros del HICC decidieron tomar un rol de líderes precursores en torno a la interdependencia internacional para servir a ambas comunidades.
Sumado a esa situación, está el hecho de que la ciudad cuenta con empresarios digitales deseosos de ofrecer sus soluciones en Iberoamérica, pero éstos no tienen contactos en dicha región y por eso su capacidad de expansión es limitada.
“Al tener el HICC, podremos brindar a los empresarios locales una ventana al talento y ‘know how‘ de Iberoamérica”, puntualizó el directivo, a lo que agregó: “Nosotros vincularemos a los creadores de aquí con buenas oportunidades de expansión en los mercados que conocemos muy bien”.
Hoy por hoy, la comunidad latina de Chicago es significativamente numerosa, sin embargo, la gran mayoría de las plazas laborales en las que compite (cerca de un 99%) no pertenecen a la industria digital. “En el HICC tenemos un fideicomiso para crear oportunidades. Es decir, los candidatos seleccionados trabajarán en proyectos empresariales en los que aprenderán las bases de la Informática empresarial”, adelantó el experto.
El ejecutivo también destacó que el programa educativo de este centro “será el pilar para reinsertar a los latinos competentes en trabajos  bien remunerados.  Por ejemplo, un profesionista nivel básico de informática ganará al menos cinco veces más que el promedio de ingresos de la comunidad de La Villita”.
“La posición de los Estados Unidos,  como líder mundial en este sector, depende directamente del éxito competitivo en la economía global, de ahí que el HICC aportará su granito de arena en esta aspiración nacional”, según Sordo Galarza.
El directivo añadió que la propuesta de valor de esta institución “está orientada a establecer vínculos comerciales que permitan autofinanciar el modelo educativo de reinserción digital para la comunidad latina en Chicago”, ciudad considerada como la más consumidora y creadora de tecnología digital en los EE.UU.
“Lamentablemente, la narrativa desde Chicago acerca de los servicios digitales de procedencia hispana es muy marginal, casi irrelevante”, apuntó el presidente del HICC, quien además sostuvo que “lo mismo pasa con la representación del talento mexicano en los puestos de trabajo High-Tec”.
Sordo Galarza detalló que mientras el 80 por ciento  de los latinos en Chicago son mexicanos, sólo el 0.1por ciento de las empresas de servicios digitales son de empresarios hispanos. Finalmente, puntualizó que los mexicanos conforman el 14.3 por ciento de la fuerza laboral de la ciudad, sin embargo, aún no participan en el mercado de tecnología digital.
Con un claro objetivo social, el HICC trabaja bajo el modelo empresarial conocido como L3C (del inglés low-profit limited liability company) y agrupa a 16 profesionales con una amplia experiencia, desde educadores, informáticos y líderes comunitarios hasta reporteros, académicos y empresarios, tanto de Chicago como de Iberoamérica.

También puede leer