A National Award-Winning Publication
Search

COVID-19 empuja al desempleo a 22 millones de estadounidenses en cuatro semanas

Facebook
Twitter
LinkedIn

Más de 5.2 millones de estadounidenses presentan nuevos reclamos de desempleo; el total de cuatro semanas sube por encima de 20 millones

Por Dan McCaleb, de The Center Square 

Chicago- Alrededor de 22 millones de estadounidenses han solicitado beneficios de desempleo en las últimas cuatro semanas, según información del gobierno.

Más de 5.2 millones de estadounidenses presentaron reclamos de desempleo la semana pasada luego como resultado de los despidos por la pandemia de COVID-19.

Según el departamento, los 5,24 millones de reclamos corresponden a la semana que terminó el 11 de abril. La cifra representa Han 1,37 millones menos de la semana anterior, cuando 6,61 millones de personas solicitaron el desempleo.

“El avance de la tasa de desempleo asegurada ajustada estacionalmente fue del 8.2 por ciento para la semana que finalizó el 4 de abril, un aumento de 3.1 puntos porcentuales respecto de la tasa no revisada de la semana anterior”, dijo el comunicado del Departamento de Trabajo. 

“Esto marca el nivel más alto de la tasa de desempleo asegurada ajustada estacionalmente en la historia de la serie ajustada estacionalmente. El máximo anterior fue de 7.0 por ciento en mayo de 1975”.

El último informe de desempleo llega el mismo día que el presidente Donald Trump prometió un “gran” anuncio sobre cuándo y cómo partes del país comenzarán a reabrir.

En la sesión informativa del miércoles de la Fuerza de Tarea de Coronavirus de la Casa Blanca, Trump dijo que estaba hablando con los gobernadores de la nación sobre nuevas pautas federales que permitirán que muchas empresas cerradas reabran el estado a las actividades económicas.

“Estarán a salvo, serán fuertes, pero queremos recuperar nuestro país”, dijo Trump.

Los gobernadores de varios estados han descrito sus propios planes para reabrir sus economías.

El martes, el gobernador de California, Gavin Newsom, describió un plan integral para aliviar las restricciones a los residentes y negocios del estado que incluía a personas que necesitaban usar máscaras en público, las temperaturas se tomaban antes de que las personas ingresen a los negocios, los restaurantes reabran pero con menos mesas para que las pautas de distanciamiento social puedan continuar, y las escuelas escalonan los horarios para que menos estudiantes asistan a la vez.

Un grupo de siete estados del noreste, incluidos Nueva York y Nueva Jersey, el epicentro de la pandemia en los Estados Unidos, también ha comenzado a debatir sobre lo que le gustaría a la reapertura de la economía a nivel regional.

A su vez, gobernadores de los estados del Medio Oeste, Illinois, Michigan, Ohio, Wisconsin e Indiana, están en conversaciones para dar un paso similar.

  El coronavirus ha infectado a casi 681,000 estadounidenses en menos de 100 días, mientras que la cifra de fallecidos por la pandemia se aproxima a los 35,000.

Dan McCaleb es el editor ejecutivo de The Center Square. Agradece sus comentarios. Póngase en contacto con Dan en dmccaleb@thecentersquare.com.