A National Award-Winning Publication

Cómo crear una marca en la era moderna

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Para todo negocio, independientemente de su tamaño, conseguir crear su propia marca es un verdadero reto: no sólo hacen falta emprendimiento y esfuerzo, sino también la aplicación de ciertas estrategias.

La primera de esas valiosas iniciativas tiene que ver con el hecho de competir en categorías distintas. O sea, las empresas no necesariamente tienen que emular con negocios similares, sino que deberían hacerlo con aquellos distintos que ofrecen servicios parecidos.

La segunda estrategia está relacionada con la velocidad de pensamiento y de acción de los emprendedores. Dicho en otras palabras: los empresarios no deben enamorarse de sus proyectos, sino construirlos sobre bases sólidas, corregir lo que no funciona y avanzar en el área en donde se desempeñan a fin de ganar clientela y credibilidad.

Determinar la razón de ser del negocio sería la tercera iniciativa a aplicar. Es decir, cada marca debe tener un claro objetivo, el que no debe confundirse con una causa social. También es importante que la empresa logre eficiencia en el manejo de sus recursos.

Paralelamente a estas estrategias, los empresarios igualmente deberían demostrar su compromiso, dando a conocer su misión tanto a nivel interno como externo. Por último, y no por eso menos importante, deberían crear experiencias positivas a través de diferentes servicios y plataformas, lo que posibilitaría la interacción de los clientes en función de la propia marca. Por Migdalis Pérez.

También puede leer