A National Award-Winning Publication
Search

Cómo ayuda la inteligencia artificial a los pequeños negocios

Facebook
Twitter
LinkedIn

Por Migdalis Pérez

La red de redes, Internet, viene siendo la abuela. Ahora, la inteligencia artificial (IA) es la novedosa herramienta tecnológica con mayor expectación, especialmente para empresas de todo tipo interesadas en aprovechar sus múltiples beneficios para crecer a lo grande.

Con ayuda de la IA, los empresarios que se han montado en el tren tecnológico realizan tareas de gran complejidad y de diversa índole en cuestión de minutos. No en vano el 73 % de las compañías de Estados Unidos ya utilizan este recurso en sus operaciones diarias, de acuerdo con Semrush, y el 64 % de ellas espera que la IA aumente su productividad, según Forbes Advisor.

Básicamente, la inteligencia artificial puede encargarse de tareas administrativas y repetitivas, como el procesamiento de datos y el envío de correos electrónicos, liberando tiempo para que los propietarios y empleados se concentren en actividades estratégicas y creativas.

Asimismo, los chatbots impulsados por IA pueden brindar atención al cliente 24/7, respondiendo preguntas y resolviendo problemas comunes de manera inmediata. Cuando se trata de automatizar el seguimiento de clientes potenciales, la IA también puede enviar recordatorios y mensajes personalizados para mantener el interés y facilitar la conversión.

Paralelamente, esta herramienta puede analizar grandes volúmenes de datos para identificar patrones, tendencias y oportunidades, y así ayudar a los pequeños negocios a tomar decisiones informadas para optimizar sus operaciones y estrategias empresariales.

Las aplicaciones de IA igualmente pueden segmentar audiencias y personalizar campañas de marketing en función de comportamientos y preferencias individuales. Esto aumenta la efectividad de las campañas, mejora la interacción con la clientela y maximiza el retorno de inversión gracias a la mercadotecnia.

Implementar soluciones de IA también puede ayudar a los pequeños negocios a reducir costos operativos. Por ejemplo, esta tecnología puede optimizar la gestión de inventarios, prever la demanda de productos y servicios, y reducir los riesgos financieros, logrando así operaciones más eficientes y rentables.

La inteligencia artificial también puede generar contenido escrito, como artículos, descripciones de productos y publicaciones en blogs, a partir de datos y directrices específicas. Asimismo, puede analizar palabras clave, tendencias de búsqueda y competidores para optimizar el contenido, y mejorar el posicionamiento web.

Para los dueños de pequeños negocios que no tengan habilidades en diseño, los algoritmos de IA también pueden generar gráficos, editar imágenes y videos automáticamente, facilitando la creación de contenido visual atractivo sin mayores inconvenientes.

Líderes empresariales citados por el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) dieron su opinión sobre el uso de esta herramienta en 2024. Jeff Schumacher, CEO del Grupo NAX, por ejemplo, señaló que «la IA es la siguiente frontera en una larga lista de tecnologías disruptivas, que ofrece a las empresas un inmenso potencial para crear valor y resolver retos complejos».

Lisa Heneghan, jefa de Digital, en KPMG, subrayó, entretanto, que «la IA es, sin duda, el momento “Internet” de nuestro tiempo», mientras que el presidente y CEO de Honeywell, Anant Maheshwari, puntualizó que esta tecnología «está creando rápidamente nuevas oportunidades en todos los sectores».