Walmart, el minorista ganador en la pandemia

A medida que avanzó la pandemia de coronavirus las ganancias de la empresa Walmart aumentaron, convirtiéndola en la favorita de millones de personas y la ganadora en el mercado de cadenas de tiendas minoristas, según datos de la compañía.

Durante el trimestre fiscal que concluyó el 30 de abril, y que incluyó la peor parte de la pandemia en el país, las ventas en línea de las tiendas Walmart aumentaron un 10% debido a fuertes ventas de alimentos, productos de salud y bienestar, además de acciones sanitarias para atender a los clientes a pesar del brote de coronavirus.

El minorista más grande del país tuvo la ventaja natural de contar con artículos esenciales durante la pandemia, desde toallas de papel hasta alimentos enlatados, así como de una red de casi 5,000 tiendas físicas y una variedad de opciones de entrega que aumentó para satisfacer la abrumadora demanda.

La reputación de Walmart por los bajos precios también ayudó, tomando en cuenta que la tasa de desempleo se disparó, y sus consumidores no se limitaron a la compra de artículos esenciales, ya que utilizaron sus cheques de estímulo federal para adquirir ropa, televisores y videojuegos, lo que significó un impulso de las ventas en abril.

El reporte de Walmart indica que también tiene ganancias en nuevos clientes de todos los niveles de ingresos. Estos resultados positivos no fueron automáticos, sino consecuencia de una toma de acciones de sus directivos para atender la necesidad de sus clientes en un estado de pandemia y sin violar la orden de distanciamiento social y las medidas sanitarias.

La compañía asegura que tuvo problemas para mantener sus estantes abastecidos, su inventario cayó un 6.1%, y sus costos aumentaron en $ 900 millones, también relacionado con la pandemia. Cómo acciones de respuesta amplió y diversificó las formas de compra-venta y entrega de productos a los consumidores.

Walmart habilitó más de 3,000 ubicaciones para recoger comestibles y 1,600 ubicaciones que ofrecen entrega de alimentos a domicilio, así como su servicio “Delivery Unlimited”, un programa de pago que ofrece entrega ilimitada de comestibles.

La protección del empleo se abordó en la cadena minorista con el lanzamiento de bonos en efectivo a todos los trabajadores por hora y aumento del pago por hora en $ 2 en sus almacenes. Además, se desconectó de Jet.com, una startup en línea que compró por más de $ 3 mil millones para competir con Amazon.

También lanzó “Express Delivery”, que recibe pedidos en la casa de un cliente en menos de dos horas. El programa ha sido probado en 100 tiendas desde mediados de abril y se ampliará a casi 2,000 tiendas en las próximas semanas. El buen desempeño de la empresa se reflejó en su cotización bursátil, ya que en lo que va del año sus acciones subieron 7 por ciento.

Despide Uber a 3,000 trabajadores

Uber Technologies despidió a 3,000 trabajadores adicionales y cerró 45 oficinas en todo el mundo, debido a que la pandemia de coronavirus continúa afectando el negocio de viajes compartidos de la compañía, pese a sus modificaciones para seguir funcionando.

La empresa anunció los despidos a sus trabajadores a través de un correo electrónico enviado la semana pasada. Esta reducción en su plantilla de trabajadores se suma a los dos recortes anunciados a principios de mes, para dar un total de 6,700 empleos menos, o alrededor del 25% de su fuerza laboral global.

El anunció incrementó la incertidumbre sobre el compromiso de inversión de Uber en Chicago, particularmente sobre su contrato de arrendamiento de 10 años del edificio de la antigua oficina  de correos de 463,000 pies cuadrados, lo que incluía la contratación de 2,000 empleados durante tres años, como personal operativo, de ventas, abogados, y marketing para la ciudad  y otros mercados del Medio Oeste.

Debido a la pandemia de coronavirus, el mes pasado la empresa detuvo los trabajos de construcción en el edificio y pospuso la fecha de mudanza original de este otoño al próximo año. No obstante los recortes y suspensión de planes, Uber continúa negociando la adquisición de la plataforma de entrega de alimentos con sede en Chicago Grubhub.

La compañía con sede en San Francisco, que maneja Uber Rides y Uber Eats, también planea buscar alternativas estratégicas para Uber Works, un servicio laboral temporal que lanzó en Chicago el año pasado, y tiene previsto convertir el espacio de The Old Post Office en la sede de Uber Freight, el servicio que conecta, desde 2017, a los conductores de camiones con los cargadores.

Tecnología para controlar coronavirus

Brazaletes, láseres, y cámaras térmicas integran la tecnología para combatir el contagio de coronavirus en los centros de trabajo de países de Europa, que ya reabrieron su economía y están probando la eficiencia de diversos dispositivos en la nueva era de seguridad sanitaria mundial.

A medida que los europeos regresan a sus actividades, su vida cotidiana se modifica con las nuevas normas de protección sanitaria que suman tecnología en bancos, oficinas, centros comerciales y de entretenimiento, fábricas, clubes deportivos y aeropuertos, con la instalación de cámaras térmicas, sistemas de detección de cubre-bocas, y software de seguimiento, entre otros, para evitar un resurgimiento del coronavirus.

Reportes de prensa dan cuenta de la instalación de tecnologías de vigilancia y monitorización en empresas, oficinas públicas y centros de diversión en Europa, muchos de ellos son sistemas que empezaron a formar parte de la vida diaria en Asia, como el reconocimiento facial masivo en China y mecanismos de seguimiento de la infección en Corea del Sur.

Por ejemplo, las empresas ya utilizan el brazalete Romware Covid Radius, el cual emite un sonido cada vez que un trabajador irrumpe dentro del perímetro de otro trabajador que también usa ese dispositivo. Mientras que empleados de oficinas checan al llegar su temperatura con cámaras térmicas, hay láseres invisibles para monitorear multitudes, y dispositivos de rastreo de infecciones.

Los proveedores de estas tecnologías las promocionan como una forma segura de hacer que la gente vuelva al lugar de trabajo, reactivando economías paralizadas por los confinamientos. Muchas empresas reconocen que los sistemas no son infalibles,  pero valoran que con su implementación el riesgo de infección puede ser limitado.

Lo novedoso e inesperado de su uso mantiene a estas tecnologías en observación y mejoramiento. Es el caso de los productores de brazaletes, como la empresa  Rombit con sede en Holanda, que prevén mejorar la funcionalidad de esos dispositivos, que pesan 100 gramos, agregando el rastreo médico para dar seguimiento a una posible propagación del virus.

Otro ejemplo es la empresa polaca Estimote que está vendiendo tecnología de distanciamiento social a fábricas, centros de investigación y hospitales, la cual incluye rastreo de contactos de cualquier persona infectada. Los dispositivos zumban cuando un trabajador ha pasado demasiado tiempo cerca de un colega, y si tiene síntomas de coronavirus realiza un rastreo automático de todas las personas con las que ha estado en contacto.

Hay también tecnología de detección de protectores faciales para acceder a centros de trabajo sin establecer contacto físico; láseres para asegurar el distanciamiento social y monitorear  flujos de personas, y cámaras que miden simultáneamente la temperatura y comprueban el uso de protector facial, entre otras.

Una encuesta de la firma PricewaterhouseCoope indica que cerca del 23% de las empresas a nivel mundial están considerando hacer seguimientos del brote de coronavirus en el lugar de trabajo o el rastreo de contactos para la transición en la reapertura. La propia PwC está probando herramientas de rastreo de contactos en su oficina de Shanghai. NN

En hoteles más de 250 personas sin un hogar seguro

La ciudad tiene alquiladas casi 400 habitaciones en dos hoteles del centro para aislar a personas consideradas de alto riesgo durante la pandemia, entre las que se encuentran quienes no tienen a dónde ir. A la fecha, 251 personas sin hogar se han quedado en esos cuartos para hacer cuarentena con comidas gratuitas.

Con la participación del Centro de Salud Cristiana Lawndale, encargado de supervisar la instalación de aislamiento improvisada, la ciudad hospeda a las personas sin hogar en el Hotel One Sixty-Six, con un costo por noche de $104 dólares, y el Hotel Julian por $99.

La ciudad pagó un depósito de casi $ 1.5 millones por las habitaciones en cinco hoteles, equivalente al costo de dos semanas de estadía, de acuerdo con los contratos iniciales. Además de los sin techos, el alojamiento se contrata para trabajadores de hogares de ancianos, personal médico y empleados de empresas esenciales que temen contagiar a sus familias, víctimas de violencia doméstica, y casos especiales.

El procedimiento está a cargo del Departamento de Servicios Familiares y de Apoyo de Chicago, que proporciona fondos para alrededor de 3,000 de las 4,000 camas de refugio de la ciudad, el cual trabaja con el Departamento de Salud Pública para determinar si una persona necesita aislamiento.

Al principio del brote solo se trasladaba a personas sanas menores de 60 años a lugares de emergencia en el YMCA o el Ejército de Salvación para disminuir la población de los refugios. Pero a medida que la ciudad comenzó a realizar más pruebas, buscó aislar a más personas en estos nuevos sitios de protección.

El personal del Centro de Salud Cristiana Lawndale busca en los refugios huéspedas potenciales para el programa de hoteles, y cuenta con un médico destinado al control de su salud. Al inició el programa estaba orientado a personas sin hogar con síntomas de coronavirus, y después se concentró en la prevención, buscando alojar en los hoteles a la mayor cantidad posible de personas de alto riesgo.

El DFSS expresó En un comunicado que está buscando formas de ubicar a estos huéspedes temporales en viviendas permanentes. Dijo que su respuesta a la pandemia “ha podido garantizar aún más que cada residente, independientemente de su estado o lugar donde viva, pueda obtener la atención y el refugio necesarios para prevenir la propagación de esta enfermedad y mantener a todos los habitantes de Chicago a salvo”.

Editorial: El arte de reinventarse

Por Clemente Nicado, Publisher 
  
Parodiando una frase famosa, si del cielo te cae coronavirus, aprende a reinventarte.
   Incontables son los desafíos que han enfrentado los pequeños negocios en su escabroso camino al éxito, pero ninguno comparable con la inesperada irrupción en nuestras vidas del Covid-19.
   Hace solo unas semanas, nadie imaginó que hoy estuviéramos encerrados en nuestras casas, convertidas en oficina  por tiempo indefinido y forzados a prescindir de valiosos empleados, pese a la ayuda del gobierno con su programa de pago de cheques que ha salvado a muchos de la quiebra.
   Frente a este escenario inédito, tenemos dos caminos: vivir en un territorio de lamentaciones o aprovechar las circunstancias para reinventar tu negocio y prepararte para la era post-covid.
   Es quizás el momento de reflexionar sobre lo que ha funcionado y lo que no en tu empresa, de revisar las estrategias, corregirlas en caso necesario o cambiar el rumbo si así lo requiere.
   En la más reciente edición de Negocios Now hay un ejemplo loable en Nova Driving School, la compañía de manejo de Mayra Kahn, quien al ver estacionados sus autos por el COVID-19, dio un golpe de timón hacia la Internet y comenzó a impartir clases online con un éxito sorprendente.
  Como muchas otras pequeñas empresas, Nicado Publishing también está siendo impactada por esa bestia invisible, obligándonos a posponer nuestros eventos Latinos 40 under 40 y la Gala de Negocios Now. Pero lejos de frenarnos, hemos pisado el acelerador en nuestra misión de informar a nuestra comunidad cuando más lo necesita y desarrollar nuestra presencia digital.
   Así que relanzamos nuestro periódico comunitario El Chicago Hispano, incrementamos la producción de contenido en toda nuestra plataforma digital y medios sociales, de video noticiosos y de podcast en Negocios Now, que será rediseñado para mejorar la experiencia de nuestros lectores.
   Es cierto que el golpe del COVID-19 a la pequeña empresa es brutal y de consecuencias impredecibles; pero también sabemos que no es la primera vez que vivimos bajo los nubarrones de la incertidumbre. Y cada vez que visualizamos una tormenta, nos aferramos a una frase como un náufrago en alta mar. “En tiempos difíciles unos lloran y otros venden pañuelos”.   Estamos con los segundos.

Chicago announces new rules to increase transparency of third-party food delivery companies for consumers

First-in-the-nation measure will provide a cost breakdown for consumers and clarity to businesses impacted by COVID-19 while maintaining competition and innovation in the marketplace

Chicago – (HINA)- Mayor Lori E. Lightfoot and Department of Business Affairs and Consumer Protection (BACP) Commissioner Rosa Escareno today announced new rules for third-party food delivery companies to increase transparency and fair competition.

Effective Friday, May 22nd, all third-party delivery companies will be required to disclose to the customer an itemized cost breakdown of each transaction, including the menu price of the food, any sales or other tax, delivery charge and tip, and any commission or service fee paid by the restaurant to the third-party delivery company.

As more restaurants are relying on third-party delivery apps during the Coronavirus 2019 (COVID-19) outbreak, these first-in-the-nation rules will provide customers with the details they need to make fully-informed purchasing decisions.

“Amid the COVID-19 crisis, our restaurants are relying on third-party delivery services more than ever so that they can keep their doors open and stay afloat,” said Mayor Lightfoot. “By providing customers with more transparency when they use these delivery services, we can further ensure not only fair business practices for our restaurants but also maintain the innovation that is essential to this industry.”

The vast majority of third-party delivery companies charge a commission fee to the restaurant from which food is being delivered. This fee, which is often built into the disclosed menu price of the food, has been reported to be up to 30 percent of the menu price of the food and is in addition to any fee charged explicitly for the delivery. Since this fee is not currently transparent when an individual is purchasing food, customers may believe that the restaurant is receiving the full menu price of the food. As such, revenue to the restaurant can be significantly lower when ordering through a third-party delivery service as opposed to an order placed directly through the restaurant. This information can be valuable to consumers wishing to support local restaurants, particularly during this time of crisis.

 

“During these unprecedented times, it’s never been more critical to ensure Chicago’s consumers have as much information as possible when making purchasing decisions,” said BACP Commissioner Rosa Escareno. “Transparency is essential to a functioning marketplace and this step will ensure proper supports are in place for consumers and all types of businesses across the industry.”

 

To increase transparency and reduce customer confusion, the new rules require that third-party delivery companies disclose itemized cost information, including any commission or service fee, prior to the purchase of food as well as following the purchase via receipt. These new rules will be in place permanently and apply to all websites, mobile applications or other internet services that offer or arrange the sale of food or beverages by a restaurant, bar or other food-serving establishments. Violating the rules can result in a daily fine of $500 to $10,000.

“It is more important now than ever to support local businesses, and these new rules gives customers a crystal-clear picture of where their money is going when they use a delivery app,” said Tom Tunney, 44th Ward Alderman. “This much-needed transparency will help customers understand where their money is going while supporting innovation within the restaurant and delivery industry.”

These rules are the latest effort by BACP to increase transparency and clarity for consumers while maintaining the fair competition and innovation that is essential to the third-party delivery industry that many restaurants, customers, and workers rely on during the COVID-19 outbreak and throughout the year. To ensure the health of the community under Illinois’ Stay at Home Order, restaurants and bars can remain open for delivery, pick-up, and drive-thru. Accordingly, many restaurants are relying on delivery companies to complete orders and maintain operations during the outbreak.

“Food delivery has become essential as restaurants and Chicagoans navigate the COVID-19 crisis,” said Sam Toia, President and CEO of the Illinois Restaurant Association. “Diners deserve to know exactly how much of their money is going to a third-party delivery service when they use those platforms to order from their favorite local restaurants. These rules are a step in the right direction to bring much-needed transparency to the food delivery space, and help customers make educated decisions to further support restaurants throughout Chicago’s 77 communities.”

The City of Chicago understands the impact that the COVID-19 outbreak is having on all Chicagoans, which is why Mayor Lightfoot and BACP have taken unprecedented steps to support small and local businesses as well as its consumers. Last month, Mayor Lightfoot and BACP announced the Chicago Small Business Resiliency Loan Fund and Microbusiness Recovery Grant Program, which will dedicate an unparalleled $105 million combined for emergency financial relief to businesses throughout the city. Furthermore, the City has activated 13 Small Business Resource Navigators to provide one-on-one individualized support to small businesses as they navigate the COVID-19 outbreak.

“As the Chairman of the Committee on License and Consumer Protection, I know how important it is for businesses and consumers to ensure transparency in all transactions,” said Emma Mitts, Alderman of the 37th Ward. “Customers should know where their money is headed and these new rules will go a long way to bring fairness and openness to the marketplace.”

Over the past several months, BACP has conducted extensive outreach with the restaurant community to gauge interest and provide educational materials and resources. To continue ensuring these establishments have the latest public health guidance and information they need, the Department has held several webinars to connect local businesses with City resources. Participants can register for all webinars atwww.chicago.gov/businessworkshops

“Today is another step forward on a path toward more transparency for Chicago’s consumers and local businesses,” said Scott Waguespack, 32nd Ward Alderman. “Through these rules, we are providing a clear-cut picture to residents of where their money is going, which is more important than ever before during this public health crisis.

These latest measures build on the City’s ongoing efforts to support businesses impacted by the COVID-19 outbreak. On April 16, Mayor Lightfoot announced an extension of business tax payments to June 1. This includes restaurant, hotel accommodations, bottled water, checkout bag, ground transportation, parking, and amusement taxes. BACP has also created a direct subsidy for wheelchair accessible taxicab drivers by increasing the annual subsidy for vehicle maintenance by $1,000, increasing the driver leasing subsidy from $15 to $25/hour. Finally, the City has extended the deferral of the deadline for debt checks for taxicab and TNP drivers to June 1.

“This is a significant step forward in protecting our local restaurants and our standing as a culinary capital,” said Andre Vasquez, 40th Ward Alderman. “By requiring transparency on exactly how much Third-Party Delivery Services charge each restaurant, consumers can be better informed as to who their dollars really go to.”

To further ensure a speedy recovery, the City of Chicago has directed an unprecedented $105 million into two emergency financing programs, the Chicago Small Business Resiliency Loan Fund and Chicago Microbusiness Recovery Grant Program. To date, the Loan Fund has approved over 300 low-interest loans for over $10 million to small businesses impacted by COVID-19. Additionally, the City has received over 4,500 applications for $5,000 grants through the Chicago Microbusiness Recovery Grant Program. The application closed on Monday, May 4, and recipients will be notified this week.

Cadenas comerciales lujosas en bancarrota 

Las dificultades que arrastran las tiendas departamentales en los últimos tres años recibieron una presión más con el brote de coronavirus sumando a los cierres a marcas como J. Crew, y más recientemente Neiman Marcus y Bergdorf Goodman.

La semana pasada la compañía Neiman Marcus Group se declaró en bancarrota, convirtiéndose en la segunda empresa en hacerlo durante esta pandemia. Según reportes, la cadena, que se fundó hace 113 años, se vio obligada a cerrar temporalmente sus 43 establecimientos por la situación actual generada por el coronavirus.

Esta es la primera cadena de tiendas departamentales que pide protección por bancarrota del Capítulo 11 este año, y el segundo minorista importante que fue derrocado por la pandemia de coronavirus. La medida de la cadena de grandes almacenes de lujo se anunció tres días después de la declaración de quiebra de J.Crew.

La compañía, con sede en Dallas, TX, escribió en su cuenta oficial de Instagram: “por la crisis sin precedentes causada por la COVID-19, se nos hizo imposible continuar cumpliendo con nuestra deuda y así mantener operando normalmente”. La empresa dijo que espera salir de la bancarrota para el próximo otoño.

Al grupo de Neiman Marcus también pertenece la lujosa tienda Bergdorf Goodman, al igual que las páginas de marcas de lujo Mytheresa.com y Horchow.com, que también forman parte de la decisión tomada. No obstante, la empresa asegura que este no es el fin, “somos resilentes y vamos a continuar trayéndoles moda lujosa, servicio y relaciones que no van a poder encontrar en ningún otro lugar”.

Más del 60% de los minoristas de Estados Unidos han cerrado temporalmente desde marzo, aunque los grandes almacenes ya estaban debilitados desde mucho antes debido a que los estadounidenses cada vez compran más a minoristas en línea.

Recientemente J.C.Penney decidió no hacer un pago de una deuda de $ 12 millones, lo que coloca a la cadena de almacenes en el camino de una potencial bancarrota. Macy’s, la tienda departamental más grande del país, confirmó que estaba buscando aumentar la deuda para agregar más liquidez a su balance, y espera salir de la pandemia como una compañía más pequeña por el cierre de tiendas.

De acuerdo con un informe del Departamento de Comercio, las ventas minoristas en Estados Unidos se desplomaron un 8.7%  por el brote viral que forzó un bloqueo casi completo de las empresas en todo el país. El récord anterior se ubicaba en una caída del 3.9% que tuvo lugar durante la Gran Recesión de 2008.

Para preservar el efectivo, una gran cantidad de minoristas han despedido a cientos de miles de trabajadores, redujeron sus pagos a ejecutivos, suspendieron los dividendos en efectivo y las re-compras de acciones. Ademas, están retirando sus líneas de crédito y cancelando o deteniendo la producción para pedidos de otoño, indica.

Apuestan los hoteles a mayores medidas de sanidad

La crisis del coronavirus golpeó a la hotelería al reducir hasta en 100% las tasas de ocupación, y está  obligando a los hoteles a incrementar sus protocolos de sanidad para su reapertura, elemento que será prioritario para los consumidores en un mundo después de la pandemia.

Desde las grandes cadenas hoteleras como Hilton, Marriott y, a partir del miércoles, Hyatt, con sede en Chicago, hasta las empresas de alquiler de viviendas como Airbnb han anunciado planes para actualizar los estándares de limpieza y otros pasos destinados a proteger la salud de los huéspedes y el personal en miles de propiedades en todo el mundo.

Entre estas medidas está el uso de menos muebles para dar paso a un mayor distanciamiento social en los vestíbulos y otras áreas públicas; colocación de estaciones de desinfección de manos muy visibles; así como responsabilidad de las mucamas que limpiarán barandales, botones del elevador y las manijas de las puertas con desinfectantes de grado hospitalario.

En el caso de Hyatt Hotels su nuevo protocolo de sanidad incluye la contratación de un “gerente de higiene”, según indica en su “Compromiso global de cuidado y limpieza”, el cual incluye la implementación de nuevas rutinas y procedimientos de auditorías para mantener la salud y la seguridad.

Ademas de las cadenas hoteleras, otros sitios de hospedaje están adoptando medidas sanitarias para sumarse a la reapertura, ofreciendo a los clientes cambios como un personal usando máscaras faciales protectoras, control de temperatura corporal, más estaciones de desinfectante para manos y pautas de distanciamiento social publicadas en lugares públicos.

Uno de ellos es Nemacolin Woodlands Resort, un escape de lujo ubicado en 2,000 acres en las montañas Allegheny de Pennsylvania, Estados Unidos, cerrado desde el 18 de marzo. Por un precio de 999 dólares por noche el resort reabrió para recibir solo 40 huéspedes, ofreciendo el distanciamiento social como el “nuevo lujo”.

App te indica qué hay en los estantes del supermercado

Una nueva aplicación permite que las personas sepan qué hay en existencia en los estantes de las tiendas, incluso antes de que salgan de sus hogares, lo que en tiempos de coronavirus evita  exponerse innecesariamente en espacios concurridos, rompiendo el distanciamiento social.

Andrew Dushane y Matt Dupree crearon WhatsInStock a partir del cambio que se experimentó en la simple actividad de ir a la tienda de comestibles con la pandemia por COVID-19. “Hace solo unas semanas, si entrabas a la tienda del vecindario y no encontrabas un artículo que necesitabas, no pasaba de una simple molestia, pero hoy conseguir la mitad de la lista es tener suerte”, explican en su sitio web.

WhatsInStock es una herramienta para que los vecinos se ayuden mutuamente a comprar con confianza y eficiencia en cualquier momento, “pero en los tiempos de pandemia significa una valiosa ayuda para limitar los viajes y la interacción en persona tanto como sea posible”, agregan.

“Comprar puede ser una experiencia frustrante cuando los artículos que necesitas están agotados. Eso es especialmente cierto en tiempos de alta demanda o escasez, como algunos están experimentando en este momento debido a la pandemia de coronavirus”, precisan Dushane y Dupree.

La aplicación se basa en datos generados por el usuario, lo que significa la alimentación de la misma por los propios consumidores que informan sobre los artículos que encuentran  en una tienda y los que no, después de cada visita al supermercado. De esa manera, la siguiente persona que abra la aplicación puede ver qué hay en stock y qué no en su tienda local, y luego continuar agregando a la cadena.

Por ejemplo, los estantes de los grandes almacenes Target en Wadsworth, Ohio, quedaron vacíos de suministros como papel higiénico y desinfectante un día después de que el gobernador Mike DeWine estableciera la orden de quedarse en casa, generando una innecesaria alarma entre la población.

Actualmente, la aplicación tiene alrededor de 3, 000 descargas, pero cuantas más personas la descarguen y la usen, más útil puede ser. La mayoría de esas descargas corresponden al área de Orlando, Florida, por lo que puede tardar un poco en llegar a todas las ciudades.

Nicado Publishing awarded $10,000 grant through McCormick Foundation

Chicago- (HINA) – The Robert R. McCormick Foundation announced today a $10,000 grant for Nicado Publishing Company, Inc,  and 47 other local media organizations to provide information about COVID-19 to Chicagoland communities.

   The total of $425,000 donation was possible thanks to the collaboration of McCormick Foundation with the John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, the Chicago Community Trust, the Richard H. Driehaus Foundation and the Polk Bros. Foundation, and the Field Foundation.

  The grant offers immediate support for local media organizations working to disseminate information about COVID-19 to Chicagoland communities.

   Nicado Publishing,  owned by Negocios Now and El Chicago Hispano, said that this grant has arrived just on time when the company is trying to increase its coverage of the devastating pandemic that is hitting the Latino community harder than others.

 “This is truly a meaningful help for community media when we need it most. We are very fortunate to have in Chicago organizations that understand the important role that we play at this critical time”, said Clemente Nicado, Founder of Nicado Publishing.

  To read the complete Press Release, click here.