A National Award-Winning Publication

El coronavirus no cancela el deber de cumplir con otras leyes 

By Juanita Rodríguez, CEO de JBR Law Group, LLC
 
Es un tiempo difícil para las empresas de todo el país, ya que el Coronavirus ha afectado negativamente a la mayoría de nuestras economías.
 
Aunque se han promulgado nuevas leyes para ofrecer alivio económico, cuya realidad sigue en duda, es de importancia crítica seguir cumpliendo con las leyes federales, estatales y locales que se aplican a nuestras fuerzas laborales a medida que las agencias gubernamentales continúan imponiendo las leyes existentes.
 
Durante este cierre, muchas empresas están despidiendo empleados, cambiando estructuras salariales y/o tienen empleados “de guardia” mientras trabajan desde casa.
 
 El tema del cumplimiento de salarios y horas cuando se trata con empleados que pueden tener derecho a compensación por horas extras es de suma importancia. Esto incluso puede aplicarse a los empleados asalariados previamente considerados exentos si sus estructuras de pago modificadas hacen que ya no siguen exentos.
 
Para permanecer exentos del pago de horas extras, deben tener garantizados al menos $684.00 por semana. Además, sepa que cualquier aumento al salario mínimo aplicable aún puede seguir en marcha.
 
Por ejemplo, el 1 de julio de 2020, el salario mínimo aumentará en Illinois a $ 10.00/hora y en Chicago a $ 14.00/hora.
 
El cumplimiento de la Ley Familias Primero de Respuesta al Coronavirus también es obligatorio para la mayoría de las empresas que requieren que paguen licencia por enfermedad y licencia familiar y médica ampliada en ciertas circunstancias.
 
Independientemente de estos retos, los empleadores deben evitar tomar decisiones o implementar políticas que puedan someterlos a demandas de discriminación, acoso y represarías.
 
Todos los empleados deben ser tratados igualmente en todos términos y condiciones de empleo, incluidas las licencias obligatorias de ausencias, disciplina, y despidos.
 
Por último, las leyes de igualdad de remuneración pueden prohibir la investigación del historial de salario. Aquellos que estén considerando el despido temporal de empleados, o reducción de horas de un 50% o más deben entender y cumplir con la ley Federal de Notificación de Ajustes y de Reentrenamiento del Trabajador (la “Ley WARN”) y cualquier ley local, como la Ley WARN de Illinois.
 
Ambos requieren un aviso de 60 días antes de ciertos eventos que durarán más de 6 meses. Los eventos se definen en cada ley y es mejor consultar a una abogada/o antes.
Por último, los empleados despedidos también pueden tener derecho a tiempo libre remunerado. Para asesoramiento legal sobre estos temas, contacte juanita@lawatjbr.com.
Juanita B. Rodríguez, JBR Law Group, LLC. Chicago, Illinois. www.lawatjbr.com

Rebasa Illinois el millón de solicitudes de desempleo

El Departamento de Seguridad de Empleo de Illinois recibió 74,476 nuevas solicitudes de beneficios por desempleo en la última semana de abril, para sumar un total de 1,006,925 en dos meses como consecuencia del brote de coronavirus en el estado.

Esto es casi 12 veces el número de reclamos que el departamento procesó durante el mismo período del año pasado, cuando se registraron 78,100 solicitudes. En comparación, durante las primeras nueve semanas de la Gran Recesión en 2008, presentaron reclamos en Illinois un total de 180, 000 personas.

El IDES informó que en los primeros cuatro meses del año Illinois pagó más de $ 2 mil millones en beneficios de desempleo, lo que significa $ 500 millones más de lo que el estado pagó en todo 2019. En las últimas dos semanas estas peticiones han disminuido ligeramente, pero se espera que a partir del 11 de mayo aumenten, cuando el programa federal de Asistencia de Desempleo Pandemico (PUA) esté disponible.

Esto se debe a que los trabajadores que creen que pueden ser elegibles para nuevos beneficios federales bajo esta ayuda, deberán primero solicitar un seguro de desempleo regular, inscribiéndose en un nuevo portal de solicitudes a través del sitio web de IDES antes de solicitar beneficios bajo el PUA.

La ayuda federal estará disponible para quienes ya han solicitado y se les han negado los beneficios regulares de desempleo, por lo que recibir un rechazo de beneficios regulares es un primer paso obligatorio para determinar la elegibilidad.

PUA proporciona beneficios de desempleo 100% financiados por el gobierno federal para personas que están desempleadas por razones específicas relacionadas con COVID-19 y que no son elegibles para el programa de seguro de desempleo regular del estado, o algún otro apoyo.

Esta ayuda es similar al programa federal de Asistencia de Desempleo por Desastre que proporciona beneficios de desempleo en respuesta a desastres locales, y ofrece beneficios de hasta 39 semanas para reclamos de desempleo relacionados con el coronavirus.

El apoyo de PUA se remontará a la primera semana de desempleo de las personas, pero no antes del 2 de febrero de 2020, y continuará mientras permanezcan desempleadas como resultado de COVID-19, pero no más tarde de la semana que termina en diciembre 26 de 2020.

COVID-19 empuja al desempleo a 22 millones de estadounidenses en cuatro semanas

Más de 5.2 millones de estadounidenses presentan nuevos reclamos de desempleo; el total de cuatro semanas sube por encima de 20 millones

Por Dan McCaleb, de The Center Square 

Chicago- Alrededor de 22 millones de estadounidenses han solicitado beneficios de desempleo en las últimas cuatro semanas, según información del gobierno.

Más de 5.2 millones de estadounidenses presentaron reclamos de desempleo la semana pasada luego como resultado de los despidos por la pandemia de COVID-19.

Según el departamento, los 5,24 millones de reclamos corresponden a la semana que terminó el 11 de abril. La cifra representa Han 1,37 millones menos de la semana anterior, cuando 6,61 millones de personas solicitaron el desempleo.

“El avance de la tasa de desempleo asegurada ajustada estacionalmente fue del 8.2 por ciento para la semana que finalizó el 4 de abril, un aumento de 3.1 puntos porcentuales respecto de la tasa no revisada de la semana anterior”, dijo el comunicado del Departamento de Trabajo. 

“Esto marca el nivel más alto de la tasa de desempleo asegurada ajustada estacionalmente en la historia de la serie ajustada estacionalmente. El máximo anterior fue de 7.0 por ciento en mayo de 1975”.

El último informe de desempleo llega el mismo día que el presidente Donald Trump prometió un “gran” anuncio sobre cuándo y cómo partes del país comenzarán a reabrir.

En la sesión informativa del miércoles de la Fuerza de Tarea de Coronavirus de la Casa Blanca, Trump dijo que estaba hablando con los gobernadores de la nación sobre nuevas pautas federales que permitirán que muchas empresas cerradas reabran el estado a las actividades económicas.

“Estarán a salvo, serán fuertes, pero queremos recuperar nuestro país”, dijo Trump.

Los gobernadores de varios estados han descrito sus propios planes para reabrir sus economías.

El martes, el gobernador de California, Gavin Newsom, describió un plan integral para aliviar las restricciones a los residentes y negocios del estado que incluía a personas que necesitaban usar máscaras en público, las temperaturas se tomaban antes de que las personas ingresen a los negocios, los restaurantes reabran pero con menos mesas para que las pautas de distanciamiento social puedan continuar, y las escuelas escalonan los horarios para que menos estudiantes asistan a la vez.

Un grupo de siete estados del noreste, incluidos Nueva York y Nueva Jersey, el epicentro de la pandemia en los Estados Unidos, también ha comenzado a debatir sobre lo que le gustaría a la reapertura de la economía a nivel regional.

A su vez, gobernadores de los estados del Medio Oeste, Illinois, Michigan, Ohio, Wisconsin e Indiana, están en conversaciones para dar un paso similar.

  El coronavirus ha infectado a casi 681,000 estadounidenses en menos de 100 días, mientras que la cifra de fallecidos por la pandemia se aproxima a los 35,000.

Dan McCaleb es el editor ejecutivo de The Center Square. Agradece sus comentarios. Póngase en contacto con Dan en dmccaleb@thecentersquare.com.

 

Notice to disadvantaged, small, minority, veteran and women’s business

Kiewit Infrastructure Co. invites Subcontractors and Suppliers who are certified as a DBE by the IL UCP to submit proposals, along with the Letter of Certification, for the following project: CTA Red / Purple Modernization Project (RPM), Chicago, IL. Requisition No.: C17FT102011817, Proposals Due to CTA 08-17-2018.
Scope of work includes demolition, earthwork, deep foundations, concrete, track and building trades work. Bid packages will be divided into smaller sizes to assist small contractors and suppliers. Kiewit Infrastructure Co. utilizes a Smart Bid Net database for vendor communications regarding plans/specs/addenda distribution. Please contact our office if your firm is not in our database or for more information about the RPM project at 8501 W. Higgins Rd., Suite 400 Chicago, IL 60631 Phone: 773-458-1250 Fax:773-458-1342. An Equal Opportunity Employer.