A National Award-Winning Publication

Estados Unidos sobrepasa los 250,000 muertes por coronavirus

 Washington, 19 nov- En menos de 10 meses, el coronavirus ha matado a más de 250.000 personas en Estados Unidos, una suma superior al número total de fallecidos por accidentes cardiovasculares, automovilísticos y suicidios.

   En tanto la cifra de contagios supera los 11,500, mientras las principales ciudades enfrentan un incremento de hospitalizaciones y restricciones para frenar el feroz avance del virus.

  Pese a que Nueva York ya no es el estado con un mayor número de contagios, sigue siendo el más golpeado en cuanto a muertos en Estados Unidos con 34.187.

Le siguen en número de fallecidos Texas (20.147), California (18.406), Florida (17.731) y Nueva Jersey (16.655).

  Otros estados con un gran número de muertos son Illinois (11.468), Massachusetts (10.407), Pensilvania (9.463), Georgia (9.065) o Michigan (8.573).

   En cuanto a contagios, Texas suma 1.078.875, le sigue California con 1.059.336, tercero es Florida con 905.248, Illinois es cuarto con 606.771 y Nueva York quinto con 574.072.

  El balance provisional de fallecidos -250.180- supera con creces la cota más baja de las estimaciones iniciales de la Casa Blanca, que proyectó en el mejor de los casos entre 100.000 y 240.000 muertes a causa de la pandemia.

   El presidente estadounidense, Donald Trump, rebajó esas estimaciones y se mostró confiado en que la cifra final estaría más bien entre los 50.000 y 60.000 fallecidos, aunque luego auguró hasta 110.000 muertos, un número que también se ha superado.

   Por su parte, el Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, en cuyos modelos de predicción de la evolución de la pandemia se fija a menudo la Casa Blanca, calcula que para final de año Estados Unidos llegará a los 320.000 fallecidos y para el 1 de marzo a los 440.000.  (Con información de Efe

Autorizan hacer prueba de Covid en casa

Negocios Now –

Los reguladores de la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) avalaron el uso de emergencia de la primera prueba rápida de Covid-19, que se podrá realizar completamente en casa y que entregará resultados en 30 minutos, de acuerdo con reportes de agencias periodísticas.

El anuncio de la FDA representa otro paso importante en los esfuerzos de la Unión Americana -el país más golpeado por la pandemia a nivel mundial- para expandir las opciones de tests diagnósticos de coronavirus, más allá de los centros de atención médica y los sitios de prueba.

Sin embargo, la examinación, la cual será proporcionada por Lucira Health, un fabricante de California, requerirá receta médica, lo que probablemente limitará su uso inicial. Además, la agencia no ha dado detalles sobre su eficacia.

Esta prueba permitirá a los usuarios tomarse ellos mismos un muestreo nasal con hisopo. Posteriormente, la muestra debe agitarse en un recipiente con una solución de laboratorio que se conecta a un dispositivo portátil que mostrará, por medio de luces, si el resultado fue positivo o negativo.

Hasta la fecha, la FDA ha autorizado casi 300 pruebas para detectar Covid-19 en EU. La gran mayoría de éstas requieren que un profesional recoja muestras mediante el uso de un hisopo nasal, y unas cuantas permiten a las personas recolectar su propia muestra desde sus hogares, la cual deben enviar a los laboratorios pertinentes.

Debido a los recientes repuntes de contagios en todo el país norteamericano, un gran número de expertos de salud han pedido opciones que permitan a las personas realizarse pruebas en casa, lo cual reduciría los tiempos de espera y las conglomeraciones en clínicas y centros de atención médica.

“Con esta prueba más estadounidenses que puedan tener Covid-19 podrán tomar medidas inmediatas en función de sus resultados, para protegerse a sí mismos y a quienes los rodean”, expresó el director del centro de dispositivos de la FDA, Dr. Jeff Shuren, en un comunicado emitido por la agencia gubernamental.

Contagios en más de 600 escuelas 

En los últimos 30 días, las personas que dieron positivo al contagio por coronavirus en Illinois informaron haber visitado recientemente alguna de 647 escuelas públicas y privadas en todo el estado, entre las que se incluyen 10 planteles con brotes actuales, según datos del Departamento de Salud Publica estatal.

En muchas partes de Illinois el año escolar comenzó hace casi tres meses y más de 70% de los planteles públicos imparten clases presenciales al menos a tiempo parcial, por lo que fue posible obtener los datos del estado a través del rastreo de contactos del IDPH.

Los datos no indican cuántos casos positivos se han vinculado a cada edificio escolar, pero se incluye la exposición en programas antes o después de la escuela. Para que un brote se considere relacionado con el plantel, los afectados debieron tener una exposición compartida en los terrenos de la escuela y ser de diferentes hogares.

El diario Chicago Tribune y ProPublica informaron el mes pasado que 44 escuelas en todo el estado habían experimentado un brote. Desde entonces, el IDPH redefinió lo que se considera un brote, de un grupo de dos o más casos a un mínimo de cinco casos vinculados.

Los datos estatales sobre exposición escolar enumeran las escuelas donde los departamentos de salud locales determinaron que alguien con un caso confirmado o probable de COVID-19 había visitado el plantel correspondiente hasta dos semanas antes de los síntomas o una prueba positiva.

“Estos son datos de exposición, no necesariamente el lugar exacto donde el estudiante o maestro contrajo COVID-19”, dijo el gobernador J.B. Pritzker en su sesión informativa diaria sobre el coronavirus, donde se hicieron públicos estos datos.

La nueva publicación incluye el recuento de infecciones entre niños de 5 a 17 años. En ese grupo de edad, los casos se multiplicaron desde el inicio del año escolar, aunque las infecciones no siempre estuvieron relacionadas con la escuela. A fines de octubre, había 16,236 casos de COVID-19 entre niños en edad escolar desde el 15 de agosto.

Estos son los primeros datos de K-12 con los que cuentan padres y funcionarios de los distritos escolares, ya que sólo se había publicado información a nivel de condado sobre casos de COVID-19 en personas menores de 20 años, un rango de edad que incluye a muchos estudiantes universitarios.

Moderna anuncia una vacuna con casi 95 por ciento de efectividad

La empresa farmacéutica Moderna anunció que su vacuna contra el Covid tiene una efectividad de 94.5 por ciento inyectando nuevas esperazas de frenar el avance de la pandemia que solo en Estados Unidos ha dejado 11 millones de infecciones  y más de 246 millones de muertes.

  Hace apenas seis días, había 10 millones de casos en todo el país donde los estados se apresuran en establecer restricciones para detener el rápido avance de la pandemia.

En una crisis humanitaria sin precedentes, el virus ha enfermado en 1 año a 55 millones de personas en todo el mundo y ha dejado 1 millon 300 mil fallecidos.

  Con todo, el presidente Trump, quien admitió que Joe Biden ganó las elecciones de Estados Unidos se niega a cooperar con el demócrata en el proceso de transición en un escenario inédito debido a la pandemia.  

   En medio de la crisis política y sanitaria, la noticia de Moderna es inmejorable. Sería  la segunda vacuna en los Estados Unidos que tiene una tasa de éxito asombrosamente alta, después del anuncio de Pfizer la semana pasada y que muestran que su vacuna es más del 90 por ciento efectiva contra la enfermedad..

  “Obviamente, estos son resultados muy emocionantes”, dijo el Dr. Anthony Fauci, el principal médico de enfermedades infecciosas del país.

   Moderna escuchó sus resultados en una llamada el domingo por la tarde con miembros de la Junta de Monitoreo y Seguridad de Datos, un panel independiente que analiza los datos de los ensayos clínicos de Moderna, dijo la CNN.

  “Fue uno de los mejores momentos de mi vida y mi carrera. Es absolutamente asombroso poder desarrollar esta vacuna y ver la capacidad de prevenir enfermedades sintomáticas con una eficacia tan alta”, dijo el Dr. Tal Zacks, director médico de Moderna .

   Las vacunas podrían comenzar en la segunda quincena de diciembre, dijo Fauci. Se espera que las vacunas comiencen con los grupos de alto riesgo y estén disponibles para el resto de la población la próxima primavera.

 

 

Pfizer asegura que vacuna contra COVID-19 tiene una eficacia de 90 por ciento

  El grupo farmacéutico Pfizer anunció hoy su candidato vacunal contra el coronavirus ha sido efectivo en un 90 por ciento de las priuebas realizadas, lo que pone a la compañía en camino de solicitar, a finales de este mes, la aprobación de uso de emergencia por parte de la Administración de Alimentos y Drogas de Estados Unidos.

   El anuncio se produce a menos de una semana después de una elección que se consideró un referéndum sobre el manejo de la crisis sanitaria por parte del presidente Donald Trump.

   La pandemia ha matado a más de 1,2 millones de personas en todo el mundo, incluyendo casi un cuarto de millón solo en los Estados Unidos donde han muerto más de 237,000 personas y donde se registran 10 millones de contagios.

  Mediante un comunicado de prensa,  el presidente electo Joe Biden calificó de “excelente” la noticia sobre el progreso de las vacunas de Pfizer, pero advirtió que aún queda un largo camino para ganar la batalla contra el COVID-19.

  Anoche, mis asesores de salud pública fueron informados de esta excelente noticia. Felicito a las mujeres y hombres brillantes que ayudaron a producir este gran avance y a darnos un motivo de esperanza.

 “Esta noticia sigue una línea de tiempo previamente anunciada por funcionarios de la industria que pronosticaron la aprobación de la vacuna para fines de noviembre. Incluso si eso se logra, y algunos estadounidenses se vacunan a finales de este año, pasarán muchos meses más antes de que haya una vacunación generalizada en este país” afirmó.

Entretanto,  los Centros de Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en ingles) advirtió este otoño que en el futuro previsible, una máscara sigue siendo un arma más potente contra el virus que la vacuna. 

  “La noticia de hoy no cambia esta urgente realidad. Los estadounidenses tendrán que depender de cubrirse boca y nariz con una máscara, el distanciamiento, el rastreo de contactos, el lavado de manos y otras medidas para mantenerse a salvo durante el próximo año, aclara la institucion.

  El presidente Trump, quien había sugerido durante la campaña presidencial que una vacuna podría estar lista para el día de las elecciones,  alimentó las sospechas entre muchos de sus seguidores de que ha habido una confabulación en su contra que dieron al traste con la debacle de reelección y que la industria farmacéutica estaba ocultando la noticia hasta después de las elecciones. 

  Donald Trump Jr. tuiteó: “El momento de esto es bastante sorprendente. Nada nefasto sobre el momento de esto en absoluto, ¿verdad?

Biden-Harris Transition Announces COVID-19 Advisory Board

WASHINGTON – HINA, Nov 9-  Today, the Biden-Harris Transition announced the formation of the Transition COVID-19 Advisory Board, a team of leading public health experts who will advise President-elect Biden, Vice President-elect Harris, and the Transition’s COVID-19 staff.

The Transition COVID-19 Advisory Board will be led by co-chairs Dr. David Kessler, Dr. Vivek Murthy, and Dr. Marcella Nunez-Smith. Dr. Beth Cameron and Dr. Rebecca Katz are serving as advisors to the Transition on COVID-19 and will work closely with the Advisory Board.

“Dealing with the coronavirus pandemic is one of the most important battles our administration will face, and I will be informed by science and by experts,” said President-elect Biden. “The advisory board will help shape my approach to managing the surge in reported infections; ensuring vaccines are safe, effective, and distributed efficiently, equitably, and free; and protecting at-risk populations.”

New cases are rising in at least 40 states, with more than 9.3 million total infections and more than 236,000 deaths. President-elect Biden has pledged to bring leadership to the COVID pandemic, which continues to claim thousands of lives each week, by curbing the spread of the disease, providing free treatment to those in need, and elevating the voices of scientists and public health experts.

The COVID-19 Advisory Board will help guide the Biden-Harris Transition in planning for the President-elect’s robust federal response. These leading scientists and public health experts will consult with state and local officials to determine the public health and economic steps necessary to get the virus under control, to deliver immediate relief to working families, to address ongoing racial and ethnic disparities, and to reopen our schools and businesses safely and effectively. 

The Transition COVID-19 Advisory Board is made up of a diverse and experienced group of doctors and scientists. Members of the Advisory Board have served in previous administrations and have experience engaging with and leading our country’s response to nationwide and worldwide public health crises.

Co-Chairs and Advisory Board Members:

CO-CHAIRS

Dr. David Kessler

David A. Kessler, MD, is a Professor of Pediatrics and Epidemiology and Biostatistics at UCSF. Dr. Kessler served as FDA Commissioner from 1990 to 1997, appointed by President George H.W. Bush and reappointed by President Bill Clinton. 

Dr. Vivek Murthy

Vivek Murthy, MD, MBA, served as the 19th Surgeon General of the United States from 2014-2017. During his tenure, he published the first Surgeon General’s Report on Alcohol, Drugs, and Health and launched campaigns to address the opioid crisis, e-cigarette use among youth, and mental health and emotional well being. As Vice Admiral of the US Public Health Service Commissioned Corps, he also commanded a uniformed service of 6,600 public health officers dedicated to addressing public health threats from Ebola and Zika to the Flint water crisis and natural disasters. 

 

Dr. Marcella Nunez-Smith

Marcella Nunez-Smith, MD, MHS, is an Associate Professor of Internal Medicine, Public Health, and Management at Yale University and the Associate Dean for Health Equity Research at the Yale School of Medicine. Dr. Nunez-Smith’s research focuses on promoting health and healthcare equity for structurally marginalized populations.

 

MEMBERS

Dr. Luciana Borio

Luciana Borio, MD, is VP, Technical Staff at In-Q-Tel. She is also a senior fellow for global health at the Council on Foreign Relations. Dr. Borio specializes in biodefense, emerging infectious diseases, medical product development, and complex public health emergencies. She served in senior leadership positions at the FDA and National Security Council, including as Assistant Commissioner for Counterterrorism Policy and Acting Chief Scientist at the FDA, and Director of FDA’s Office of Counterterrorism and Emerging Threats.

Dr. Rick Bright

Rick Bright, PhD, is an American immunologist, virologist, and former public health official.  Dr. Bright was the director of the Biomedical Advanced Research and Development Authority (BARDA) from 2016 to 2020 and the Deputy Assistant Secretary for Preparedness and Response at the Department of Health and Human Services. He also previously served as an advisor to the World Health Organization and the United States Department of Defense. His career has focused on the development of vaccines, drugs, and diagnostics to address emerging infectious diseases and national security threats.

 

Dr. Ezekiel Emanuel

Ezekiel J. Emanuel, MD, PhD, is an oncologist and Vice Provost for Global Initiatives and chair of the Department of Medical Ethics and Health Policy at the University of Pennsylvania. From January 2009 to January 2011, he served as special advisor for health policy to the director of the White House Office of Management and Budget. Since 1997, he has served as chair of the Department of Bioethics at The Clinical Center of the National Institutes of Health (NIH). 

Dr. Atul Gawande

Atul Gawande, MD, MPH, is the Cyndy and John Fish Distinguished Professor of Surgery at Brigham and Women’s Hospital, Samuel O. Thier Professor of Surgery at Harvard Medical School, and Professor of Health Policy and Management at Harvard T.H. Chan School of Public Health. Dr. Gawande is also the founder and chair of Ariadne Labs, a joint center between Brigham and Women’s Hospital and the Harvard T.H. Chan School of Public Health for health systems innovation, and of Lifebox, a nonprofit organization making surgery safer globally. He previously served as a senior advisor in the Department of Health and Human Services in the Clinton Administration.

Dr. Celine Gounder

Celine Gounder, MD, ScM, FIDSA is a Clinical Assistant Professor at the NYU Grossman School of Medicine and cares for patients at Bellevue Hospital Center. From 1998 to 2012, Dr. Gounder studied TB and HIV in South Africa, Lesotho, Malawi, Ethiopia and Brazil. While on faculty at Johns Hopkins, Dr. Gounder was the Director for Delivery for the Gates Foundation-funded Consortium to Respond Effectively to the AIDS/TB Epidemic. She later served as Assistant Commissioner and Director of the Bureau of Tuberculosis Control at the NYC Department of Health and Mental Hygiene.

 

 

Dr. Julie Morita

Julie Morita, MD, is Executive Vice President of the Robert Wood Johnson Foundation (RWJF). Morita helped lead the Chicago Department of Public Health for nearly two decades as medical director, chief medical officer and commissioner. She is a member of the American Academy of Pediatrics and has served on many state, local, and national health committees, including the CDC’s Advisory Committee on Immunization Practices, and the National Academy of Sciences’ Committee on Community Based Solutions to Promote Health Equity in the United States. 

Dr. Michael Osterholm

Michael Osterholm, PhD, MPH, is Regents Professor, McKnight Presidential Endowed Chair in Public Health and the director of the Center for Infectious Disease Research and Policy (CIDRAP) at the University of Minnesota. Dr. Osterholm previously served as a Science Envoy for Health Security on behalf of the State Department. For 24 years (1975 to 1999), he worked in the Minnesota Department of Health; the last 15 years as state epidemiologist.

 

Ms. Loyce Pace

Loyce Pace, MPH, is the Executive Director and President of Global Health Council. Over the course of her career, Loyce has championed policies for access to essential medicines and health services worldwide. Ms. Pace has worked with Physicians for Human Rights and Catholic Relief Services, and previously served in leadership positions at the LIVESTRONG Foundation and the American Cancer Society.

 

Dr. Robert Rodriguez 

Dr. Robert Rodriguez graduated from Harvard Medical School and currently serves as a Professor of Emergency Medicine at the UCSF School of Medicine, where he works on the frontline in the emergency department and ICU of two major trauma centers. He has authored over 100 scientific publications and has led national research teams examining a range of topics in medicine, including the impact of the COVID-19 pandemic on the mental health of frontline providers. In July 2020, Dr. Rodriguez volunteered to help with a critical surge of COVID-19 patients in the ICU in his hometown of Brownsville, Texas. 

Dr. Eric Goosby

Eric Goosby, MD, is an internationally recognized expert on infectious diseases and Professor of Medicine at the UCSF School of Medicine. During the Clinton Administration, Dr. Goosby was the founding director of the Ryan White CARE Act, the largest federally funded HIV/AIDS program. He went on to become the interim Director of the White House’s Office of National AIDS Policy. In the Obama Administration, Dr. Goosby was appointed Ambassador-at-Large and implemented the U.S. President’s Emergency Plan for AIDS Relief (PEPFAR). After serving as the U.S. Global AIDS Coordinator, he was appointed by the UN Secretary General as the Special Envoy for TB.

Demócratas actuarán “rápido y con agresividad” contra la pandemia

Washington,-  En lo que parece ser un giro en el combate al COVID-19 respecto a la adminitración Trump, el partido demócrata liderado por Biden y Kamala Harris asegura que el Gobierno federal actuará “rápido y con agresividad” frente a la pandemia.

Biden y Kamala anunciaron hoy una Junta Asesora que guiará la lucha contra el COVID-19

Estados Unidos es el país del mundo más afectado por el coronavirus y se aproxima ya a los 10 millones de casos, con más de 237.00 fallecidos, según los datos de la Universidad Johns Hopkins.

Biden hace hincapié en que “escuchará la ciencia” y que las decisiones sobre salud pública serán explicadas por profesionales del sector, además de promover la transparencia y confianza en su futuro Ejecutivo.

Este tono es bastante diferente al impuesto por Trump en tiempos de pandemia, en los que contradijo y puso en duda las recomendaciones de los expertos, e incluso llegó a reconocer que había minusvalorado adrede la gravedad de la covid-19 en los primeros meses para que no cundiera el pánico.

El equipo de transición del que fuera vicepresidente de Barack Obama (2009-2017) publicó un plan preliminar con siete puntos para atajar la crisis sanitaria.

TODOS CON MASCARILLA

Para empezar, Biden tiene intención de ordenar el uso de la mascarilla a nivel nacional, en colaboración con los gobernadores y los alcaldes. Otro contraste con Trump que se negó a usar mascarilla en público durante meses y acabó contrayendo la covid-19 en octubre, e incluso llegó a burlarse del demócrata por utilizarla.

Otros puntos del plan son garantizar el acceso de gratuito a los tests de la enfermedad; solucionar los problemas con los equipos de protección individual (EPI); y proporcionar recomendaciones “claras, coherentes y basadas en pruebas” sobre cómo cada comunidad debe afrontar la pandemia y que los recursos lleguen a las escuelas, pequeños negocios y familias.

En este apartado destaca que la distancia social es fundamental para lograr acabar con la proliferación de la covid-19.
Otros ejes serán la distribución “efectiva” de los tratamientos y de las futuras vacunas, con una inversión de 25.000 millones de dólares para la fabricación y reparto de estas últimas; además de una serie de medidas para proteger a los mayores; y “reconstruir y expandir las defensas para predecir, prevenir y mitigar las amenazas de la pandemia, incluidas las que vienen de China”.

Aquí el plan marca el restablecimiento “inmediato” de la relación con la Organización Mundial de la Salud (OMS), de la que Trump retiró al país: El equipo de Biden reconoce que ” (la OMS) no es perfecta” pero que resulta esencial para coordinar una respuesta global, cuando en el mundo hoy se han rebasado los 50 millones de casos.

Al hilo de estos planes, Biden tiene previsto anunciar mañana, lunes, la formación de un grupo de trabajo para combatir la expansión del coronavirus, con la presencia de científicos, después de basar su campaña en las críticas al manejo de Trump de la pandemia.

Otra de sus prioridades es la recuperación económica, que pasa por “un estrategia real frente a la pandemia” y la creación de un nuevo modelo, ya que en su opinión el antiguo tiene “debilidades estructurales y desigualdades que todavía existen”.

SIN NOTICIAS DEL PAQUETE DE ESTÍMULO

En el aspecto económico en ningún momento menciona explícitamente el segundo paquete estímulo que lleva meses negociándose entre la Casa Blanca de Trump y los demócratas del Congreso, sin que las conversaciones hayan llegado a buen puerto, después de un primer rescate aprobado en marzo de 2,2 billones de dólares, el mayor de la historia de EE.UU.

No obstante habla de ampliar la prestación por desempleo, de crear nuevos puestos de trabajo en tareas relacionadas en la lucha contra la covid-19 y de ayudas a los pequeños negocios y los emprendedores.

En cuanto a las desigualdades raciales, llaman la atención las medidas para acabar con la violencia policial frente a los afroamericanos, como dejar de proporcionar “armas de guerra” a los agentes, una comisión que supervise el comportamiento de los efectivos a nivel nacional y una prohibición federal de las inmovilizaciones por el cuello.

En los últimos meses EE.UU. ha sido escenario de una ola de protestas raciales por la muerte en mayo del hombre de raza negra George Floyd en Mineapolis (Minnesota), que fue asesinado por un policía blanco que presionó la rodilla 8 minutos y 46 segundos contra su cuello.

Para encarar la crisis climática, Biden se ha propuesto liderar el mundo en esta causa.

Aparte de regresar al Acuerdo del Clima de París (la retirada de EE.UU. de este pacto se hizo efectiva el miércoles, dos años después de que Trump lo decidiera), algo que ya había anunciado anteriormente Biden, el demócrata se compromete a que EE.UU. estará en “el camino irreversible” de lograr cero emisiones no más tarde de 2050.  Con informacion de EFE News

Presidente-electo Joe Biden anuncian Junta Asesora de COVID-19

WASHINGTON – El presidente-electo Joe Biden anunció hoy la formación de la Junta Asesora de Transición COVID-19,  un equipo de destacados expertos en salud pública que asesorará a la nueva administración sobre la pandemia.

El nuevo grupo bautizado como “Transición COVID-19” de expertos estará dirigido por los doctores Dr. David Kessler, Dr. Vivek Murthy y la Dra. Marcella Nunez-Smith. Tambien contará con la asesoría de La Dra. Beth Cameron y la Dra. Rebecca Katz.

 “Hacer frente a la pandemia de coronavirus es una de las batallas más importantes que enfrentará nuestra administración” dijo Biden al puntualizar que estará formada por “la ciencia y los expertos” en su lucha contra la crisis sanitaria.

  “La junta asesora ayudará a dar forma a mi enfoque para manejar el aumento de infecciones reportadas; garantizar que las vacunas sean seguras, eficaces y se distribuyan de manera eficiente, equitativa y gratuita; y proteger a las poblaciones en riesgo “, agregó.

 El anuncio tiene lugar cuando los nuevos casos están aumentando en al menos 40 estados, del país, con un total de  más de 9.3 millones de infecciones  y más de 236,000 muertes.

 Tras proyectarse por medios de comunicaciones como el candidato electo derrotando al presidente Trump,  Biden se comprometió a llevar liderazgo a la pandemia de COVID, que continúa cobrando miles de vidas cada semana, al frenar la propagación de la enfermedad, brindar tratamiento gratuito a quienes lo necesitan y elevar las voces de científicos y expertos en salud pública. . 

  La Junta Asesora de COVID-19 ayudará a guiar la Transición Biden-Harris en la planificación de la sólida respuesta federal del presidente electo.

  “ Estos destacados científicos y expertos en salud pública consultarán con funcionarios estatales y locales para determinar los pasos económicos y de salud pública necesarios para controlar el virus, brindar alivio inmediato a las familias trabajadoras, abordar las disparidades raciales y étnicas en curso y reabrir nuestra escuelas y empresas de forma segura y eficaz”, dijo Biden en un comunicado.

Tras su discurso de la victoria el sábado por la noche, en el que se presentó como el presidente que quiere sanar las heridas de EE.UU. para acabar con la polarización, Biden y su equipo lanzaron la página web oficial de la transición, en la que dieron detalle de sus planes, pese a que el presidente saliente, Donald Trump, todavía no ha reconocido su derrota.

De hecho, no está claro si los diferentes equipos del mandatario electo tendrán acceso a las principales agencias federales debido a que Trump sigue insistiendo, sin pruebas, en un fraude electoral.
Aun así, Biden y la vicepresidenta electa, Kamala Harris, ya han adelantado que se preparan para “liderar desde el día uno” la  estrategia para afrontar los retos más urgentes.

 

Protestas por cierre de restaurantes en el noroeste de Illinois

Un grupo de líderes del noroeste de Illinois, encabezados por el Alcalde de Rockford Tom McNamara, rechazan un mandato estatal que cerró los restaurantes bajo techo en la región, con restricciones adicionales,  debido a un aumento de casos de coronavirus.

McNamara dijo que la orden del gobernador del estado “equivale a una sentencia de muerte para bares y restaurantes locales”. El grupo escribió una carta a Pritzker pidiendo un cambio en la estrategia de manejo por regiones, de tal manera que permita a restaurantes y bares mantener las comidas en el interior al 25% de su capacidad.

Bajo las restricciones actuales, el servicio en interiores en bares y restaurantes está prohibido en esa zona, la Región 1, y los establecimientos deben cerrar a las 11:00 p.m. El alcalde y el representante estatal Maurice West, demócrata de Rockford, dijeron que ellos entienden que se requiere de la mitigación de los contagios, pero para los propietarios de negocios no tiene sentido cerrar.

“Los propietarios de esos lugares han implementado cada uno de los factores de mitigación que les hemos pedido que hagan. Aceptan reservas, comprueban temperaturas, usan desinfectante de manos, no colocan utensilios en la mesa. Mantenerse ahora cerrados para las cenas en el interior, porque entramos en las semanas y meses más fríos, en realidad solo es decirles: cierren sus puertas no va a pasar la temporada navideña”, dijo.

Ambos políticos consideraron que se requiere de un enfoque dirigido solo a bares y restaurantes en la política de control, con un espectro más amplio de esfuerzos de mitigación que no sean tan profundos. Rechazaron la desobediencia de la orden, aun cuando no están de acuerdo con las restricciones.

“Ciertamente entiendo su frustración, su enojo y su creencia de que necesitan permanecer abiertos para sobrevivir. Pero en la ciudad seguimos las órdenes ejecutivas, seguimos la ley estatal. Y entonces estamos ahí afuera haciendo que se cumpla a pesar de que nos oponemos a ello”, dijo el alcalde, quien insistió en su petición al gobernador que considere un cambio temprano en las disposiciones para el noroeste de Illinois.

Un cuarto de la población no se lava las manos

El 25% de los estadounidenses no se lava las manos en situaciones de gran relevancia, por ejemplo, después de toser o limpiarse la nariz o antes de comer en un restaurante o en casa, de acuerdo a los resultados de estudios publicados por el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Dos investigaciones a escala nacional, realizadas en octubre de 2019 y junio de 2020, analizaron el hábito de los estadounidenses, con y sin pandemia, de lavarse las manos después de ir al baño, ya sea en casa o en un lugar público, antes de comer en casa o en un restaurante, antes de preparar alimentos y después de toser, estornudar o limpiarse la nariz.

Los encuestados para el estudio en junio de 2020 tenían más probabilidades de recordar lavarse las manos después de experimentar síntomas respiratorios, antes de comer en un restaurante y antes de comer en casa que los encuestados de octubre de 2019. A pesar de las mejoras, sólo el 75% de ellos recordaba lavarse las manos en estas situaciones.

La irrupción del covid-19 produjo una mayor conciencia, debido a que en el estudio de 2020 los que dijeron lavarse las manos antes de comer en casa pasaron del 63% al 74%, mientas que los que lo hicieron antes de comer en un restaurante de 55% a 70%, y del 53% al 71% luego de toser, estornudar o limpiarse la nariz.

Los estudios identificaron que los varones se olvidan en mayor proporción de lavarse las manos que las mujeres. En tanto, afro-estadounidenses e hispanos se lavan las manos en mayor proporción tras estornudar o toser que las personas de raza blanca. Los jóvenes con frecuencia omiten también esa práctica básica de higiene.

Una frecuente y amplia limpieza de las manos es clave para prevenir el contagio de Covid-19, así como enfermedades diversas, respiratorias y gastrointestinales, destaca el CDC. Recomienda realizar al máximo esa práctica y ampliar la concientización al respecto.