A National Award-Winning Publication

¿Se necesitan ‘papeles’ en Estados Unidos para triunfar en los negocios?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

¿Se necesitan ‘papeles’ en Estados Unidos para triunfar en los negocios?

Pregúntale al inmigrante mexicano Carlos López. Abrió su empresa de alquiler de andamios con un ‘ITIN number’ y le echó ganas hasta hacerla crecer, luego logró la residencia y ahora espera beneficiarse del multimillonario plan de infraestructura del presidente Joe Biden.

Carlos López llegó a Estados Unidos con solo 20 años, con el propósito de trabajar durante un tiempo para ganar el dinero suficiente y comprarse una camioneta. Su plan era regresar luego a su natal México, pero el destino le tenía preparado otro camino.

El veracruzano comenzó a trabajar en la construcción y, como muchos otros inmigrantes, se dio cuenta de que Estados Unidos era “el país de las oportunidades” y que el trabajo duro tenía su recompensa.

Así sus planes cambiaron, y con la ayuda de algunas personas que vieron su enorme potencial, en 2006 abrió su propia empresa: Vermex Restoration, a pesar de que carecía de estatus legal en este país.

“Después de unos cuantos sábados y domingos haciendo pequeños trabajos por mi cuenta, como le llaman en inglés ‘side jobs’, la mánager del edificio donde trabajaba me ofreció que hiciera mi propia compañía para que pudiera ganar más y hacer trabajos más grandes. Pero desconocía cómo se hacía eso. Ella me enseñó a hacer un contrato, las facturas y fue así como comencé mi primera compañía”, recordó López en una entrevista con Negocios Now.

Cinco años más tarde creó su segunda empresa, Amero Building Restoration, y comenzó a adquirir un mayor conocimiento de la industria y a darse cuenta en donde estaban las oportunidades.

“Como contratista de una compañía de restauración de albañilería, yo rentaba andamios y luego ‘canopies’ a las compañías ya establecidas. Les rentaba a ellos para poder hacer mis trabajos”, relató López, que agregó que así tuvo la idea de abrir otra empresa en 2015.

El emprendedor mexicano de 47 años y padre de seis hijos creó entonces United Scaffolding Inc. Al igual que sus otras empresas, el estatus legal en Estados Unidos no le impidió hacer realidad su sueños, pues lo hizo con un ‘ITIN Number’ (Individual Taxpayer Identification Number).

“Tomé la decisión de abrir una nueva compañía que se especializa nada más en la renta e instalación de este equipo, de andamios y canopy”, relató.

López reconoce que los inicios fueron difíciles y hasta estuvo a punto de perder su vivienda, para poder financiar el emprendimiento ante la negativa de los bancos de concederle financiamiento.

“No tenía dinero suficiente, ni un banco que me respaldara para adquirir más equipo. Tuve que dejar de pagar la casa donde vivía yo con mis hijos por casi 14 meses, porque tenía que invertirle al negocio. Así compré más equipo”, manifestó el empresario, que recordó que en algunos momentos solo tenía para comer “frijoles con chips”.

Con perseverancia, ingenio y mucho trabajo, sin embargo, el éxito le sonrió tras hacer su primera gran compra en China, donde pudo conseguir equipo a casi la mitad del costo que en Estados Unidos.

Veintiséis años después de haber llegado a Chicago sin papeles, López se puede sentir afortunado. Ya tiene su residencia legal en Estados Unidos y su empresa continúa creciendo, con ingresos de varios millones de dólares y con perspectivas de expandirse a varios otros estados, como Iowa, Wisconsin e Indiana. “Es un negocio muy rentable y ahora que me ha llegado el Seguro Social las puertas y oportunidades con bancos se han duplicado”, manifestó.

El fundador y presidente de United Scaffolding Inc. dijo que actualmente está en proceso de adquirir un terreno de 68,000 pies cuadrados de la ciudad de Chicago -en la 1327 South Kilbourn- para ampliar sus instalaciones.

“Estamos trabajando ahora en el proyecto de lo que va a ser las nuevas oficinas de United Scaffolding, una construcción que va a tener un costo total de 2.3 millones de dólares. Y vamos a poder servir cosas que por falta de espacio no podemos ofrecer, con andamios eléctricos, cercas, barreras de concreto y ‘trash chute’, unos tubos para tirar la basura”, explicó.

Como empresa registrada como minoría, López confía ahora en poder beneficiarse del histórico plan de infraestructuras de 1.2 billones de dólares, que permitirá la mayor modernización en más de una década.

La legislación contempla 550,000 millones de dólares en nuevas inversiones en infraestructuras en los próximos cinco años, además de 65,000 millones de dólares para mejorar la banda ancha y 7,500 millones dólares para crear una red de estaciones de recarga de coches eléctricos, entre otras partidas.

Según las autoridades estatales, unos 17 mil millones de dólares de esos fondos se destinarán a obras de infraestructura en Illinois.

“Todo lo que es dinero que fluye hacia la construcción de parte del gobierno federal nos toca, de alguna forma, se promueve el trabajo y el trabajo promueve una buena economía. En ocasiones el dinero federal no llega directamente a los contratistas minoritarios, pero toca a otra gente y tiene efecto en cadena”, expresó.

López ve su futuro con mucho optimismo y se siente satisfecho de todos sus logros. “Lo que más me da alegría a mí es poder crear trabajos que le ayuden a la gente a salir adelante”.

Marcelo Wheelock
Negocios Now

 

También puede leer