Bolsas de aire a revisión

Los reguladores de seguridad automotriz de Estados Unidos incluyeron 12.3 millones de vehículos en una investigación que ya realizan sobre el mal funcionamiento de los controles de las bolsas de aire, lo que podría ocasionar que no se inflen en un choque.
 
Documentos publicados por la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras (NHTSA) indican que se incluyeron los modelos de vehículos fabricados por Toyota, Honda, Kia, Hyundai, Mitsubishi y Fiat Chrysler desde 2010 hasta 2019. 
 
Se trata de unidades de control de bolsas de aire producidas por TRW Automotive Holdings Corp, ahora propiedad de ZF Friedrichshafen (ZF-TRW), que se instalaron en los vehículos, y cuya falla podría ser responsable de hasta ocho muertes. 
 
Los documentos explican que en un choque se pueden producir señales eléctricas no deseadas que deshabiliten un circuito de ese control de la bolsa de aire, ubicado en el compartimiento del pasajero.
 
La NHTSA abrió una investigación preliminar en 2018 a 400,000 vehículos, después del reporte de dos accidentes, dos lesiones y una muerte relacionadas con el defecto. Ese año Hyundai, Kia y Fiat Chrysler retiraron del mercado más de 2.5 millones de vehículos por las unidades de control de airbag TRW.
 
El 19 de abril, la NHTSA actualizó el caso ZF-TRW de una evaluación preliminar a un análisis de ingeniería, que es un paso más hacia la búsqueda de retiros. La evaluación definirá qué tan susceptibles son los controles a las señales eléctricas, así como a otros factores que podrían evitar que las bolsas de aire se inflen. 

Nacional

2019-04-26T13:57:34+00:00 Autos|