A National Award-Winning Publication

Boeing 737 MAX, básicamente defectuoso y peligroso

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
El Comité de Transporte de la Cámara de Representantes de Estados Unidos concluyó que el avión modelo 737 MAX de la empresa Boeing, obligado a permanecer en tierra desde hace casi un año, es “básicamente defectuoso y peligroso”, lo que demuestra la necesidad de reformar leyes y reglamentos relacionados con la certificación de aviones comerciales.
En su informe preliminar indica que la revisión de la Administración Federal de Aviación (FAA) fue “extremadamente insuficiente”, y  “falló en su obligación de identificar problemas claves”, por lo tanto, los varios errores de diseño técnico o de certificación considerados por el regulador aéreo “ilustran una necesidad crucial de reformas legislativas y regulatorias”.
Se requiere, dice, “desarrollar un avión comercial que cumpla con las regulaciones de la FAA, pero al ser el 737 MAX básicamente defectuoso y peligroso deja en evidencia un sistema de vigilancia de la aviación que necesita urgentemente un cambio”.
El reporte criticó, además, la “cultura de encubrimiento” en el seno de la compañía aeronáutica, así como la excesiva influencia de Boeing en la agencia reguladora federal que evitó análisis más exhaustivos. Enumera cinco principales fallas, mencionadas también por otras investigaciones:
Las presiones sobre los empleados de Boeing para aumentar el ritmo de producción del MAX en detrimento de la seguridad; suposiciones erróneas sobre tecnologías claves como el MCAS; ocultamiento de información crucial a la FAA, empresas clientes y pilotos; conflictos de intereses y la influencia de Boeing sobre el regulador aéreo.
En tanto, la FAA dijo en un comunicado que sus procedimientos de certificación habían conducido a una seguridad aérea sin precedentes en Estados Unidos, pero afirmó que era una institución “que aprende y está abierta a una evaluación profunda”.
El avión más vendido del fabricante estadounidense (con sede en Chicago, IL, y fábrica en Everest, WA) ha permanecido en tierra desde el 13 de marzo de 2019 después de dos accidentes donde murieron 346 personas. Su sistema antibloqueo MCAS fue cuestionado y la empresa Boeing actualmente sigue trabajando en una solución.
Se trata de la crisis más grave en 104 años de historia del famoso fabricante aeronáutico, que ha hecho aflorar numerosas disfunciones. Desde que se suspendieron los vuelos de los 737 Max hasta que Boeing decidió cesar su producción (en enero pasado), la empresa ha fabricado unas 400 unidades de este avión.

Más en Negocios Now

Lo más reciente

Edición digital

Recent Tweets
Suscríbete Hoy
Nos dedicamos a cubrir las noticas de ultima hora. Para brindarte las historias que más te importan.