El gobierno de Donald Trump prohibió descargar las aplicaciones WeChat y TikTok de las tiendas de su país a partir del domingo 20 de septiembre por la noche, medida que impedirá a los estadounidenses bajar las plataformas de propiedad china, por temor a que representen una amenaza para la seguridad nacional.

Las prohibiciones, anunciadas dos días  antes, afectan sólo a nuevas descargas y actualizaciones y son menos drásticas de lo esperado, particularmente para el servicio de videos TikTok. La empresa matriz ByteDance dijo que quiere llegar a un acuerdo sobre el destino de sus operaciones en Estados Unidos.

WeChat, una aplicación china que reúne mensajería, redes sociales y pago electrónico, se enfrenta a restricciones más severas a partir del domingo señalado. Los usuarios de TikTok, por otro lado, verán pocos cambios hasta el 12 de noviembre, cuando entrará en vigor la prohibición de algunas transacciones técnicas, que equivaldría en la práctica a una clausura, según la app.

“Continuaremos impugnando el decreto injusto, que fue promulgado sin el debido proceso y amenaza con privar al pueblo estadounidense y a las pequeñas empresas de todo el país de una plataforma significativa para tener voz y sustento”, dijo la compañía en un comunicado donde expresó su inconformidad por el bloqueo.

La popular aplicación para compartir videos TikTok pidió a un juez estadounidense que impida al Gobierno de Donald Trump hacer cumplir una prohibición contra la red social china, según la queja presentada a última hora  del viernes por TikTok y ByteDance en una corte federal de Washington, donde impugna las recientes medidas restrictivas.

En tanto, el Secretario de Comercio Wilbur Ross dijo a Fox Business Network que “TikTok básico permanecerá intacto hasta el 12 de noviembre”. La prohibición de nuevas descargas de la popular aplicación podría frenarse si ByteDance sella un acuerdo con Oracle que aborde las preocupaciones sobre la seguridad de los datos de sus usuarios, aseguró.

El gobierno de Trump ha intensificado las iniciativas para purgar las aplicaciones chinas “no confiables” de las redes digitales estadounidenses, en medio de la creciente tensión con Pekín en una serie de asuntos que van desde el comercio y los derechos humanos hasta la batalla por la supremacía tecnológica.

La orden del Departamento de Comercio prohíbe a la tienda de aplicaciones de Apple Inc., Google Play de Alphabet Inc. y otras ofrecer las apps en cualquier plataforma “que pueda ser accesible en Estados Unidos”, dijo a la agencia Reuters un alto funcionario de Comercio.

TikTok tiene 100 millones de usuarios en Estados Unidos y es especialmente popular entre los jóvenes, mientras que  WeChat un promedio de 19 millones de usuarios activos diarios entre los estudiantes chinos, los expatriados y algunos estadounidenses que tienen relaciones personales o de negocios en China, según la firma analítica Apptopia