A National Award-Winning Publication

Abrirán nuevo 90 Miles Cuban Café en Lincolnwood

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

El nuevo bebé ya viene en camino.  Sería el tercer “90 Miles Cuban Café” en seis años. Y parece afortunado: nacerá en el complejo de tiendas Lincolnwood Town Center, en un espacio de 7100 pies cuadrados para alojar hasta 300 comensales y una clientela potencial de seis millones de consumidores al año.
Christina González, fundadora junto a su esposo Alberto del popular restaurante cubano, admitió en entrevista con Negocios Now que se trata de un desafío colosal, pero dijo sentirse confiada por el futuro de la nueva criatura
“Cuando vi por vez primera todo esto (dijo en referencia al espacio del lugar), me asusté un poco. Pero una vez que estás aquí, sentimos confianza y mucho optimismo de que será otro éxito”, aseguró.
Oriunda de Chicago, Christina ha sido una pieza clave en el éxito empresarial de “90 Miles Cuban Café” desde que la pareja lanzó el primer restaurante en el 3101 N. Clyborn Ave en el 2008 y, un año después,  otro al oeste de la Armitage Ave.
Hija de padre cubano y madre mexicana, Christina asumió el papel de Directora Ejecutiva de Finanzas (CFO, por sus siglas en inglés). Ella maneja la nómina, contrata al personal, atiende a 60 empleados, las ventas y lidia con los proveedores de productos.

Una mujer en el trono
Dado su rol clave, más que la mujer detrás del trono, sería justo afirmar que es la empresaria que comparte el trono de una empresa que ha experimentado un crecimiento sorprendente.
“Mi esposo y yo somos buenos socios en el negocio.  Juntos hemos criado dos hijos y juntos hemos llevado 90 Miles a lo que es hoy, un restaurante conocido no solo en Chicago, sino en el país, gracias a la difusión del negocio en medios nacionales, como la CNN”.
Pero este nuevo restaurante augura ser un parteaguas en la compañía, por su posición estratégica, por contar con un amplio espacio para organizar fiestas y otro para colocar mesas y sillas en las afueras.
“El local tiene acceso independiente, así que cuando todo el Mall cierra, 90 Miles seguirá operando”, asegura Christina.
Los González parecen particularmente emocionados de disponer de una amplia cocina y un bar dentro del restaurante para el expendio de bebidas alcohólicas.
“Es muy importante contar con una licencia para la venta de alcohol, como ya tenemos, si quieres ser un verdadero jugador en la industria de servicios”, enfatizó Alberto, quien en 1980 emigró con su padre de Cuba.
Y la pareja, que se conoció en uno de los viajes de Christina a Miami, está pensando como jugadores de Grandes Ligas.
“Mi visión es convertir a “90 Miles Cuban Café en una cadena de servicio rápido y un producto de calidad, como Chipotle o Starbucks, apuntó Alberto, quien también planea ofrecer el servicio de entrega a domicilio.
Si bien no tiene una fecha fija para la apertura,  los González esperan que la remodelación del nuevo local esté lista para el 10 de noviembre, día del cumpleaños de Alberto.  “Creo que sería un buen regalo de cumpleaños” , dijo Christina con una sonrisa.

También puede leer