A National Award-Winning Publication

“A veces hay que cambiar la estrategia”

Ibuilders Corp, de Marco Romero, enfrenta desafíos
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Hace cuatro meses Ibuilders Corp ordenó la compra de un lote de tornillos y al 31 de agosto aún no los había recibido.

Marco Romero, dueño de la compañía, puso este ejemplo para ilustrar el desafiante escenario que enfrentan en estos momentos un sinnúmero de empresas de la construcción.

“En tiempos previos a la pandemia, prácticamente cualquier pedido llegaba en solo 3 días”, dijo el empresario.

También te puede interesar: Fallece Myrna Salazar, “tesoro cultural de Chicago”

Pero Romero, quien lanzó Ibuilders Corp en 2013, sabe que no puede dejar a la suerte lo que tanto le costó construir, una sólida empresa de carpintería con decenas de proyectos por toda la ciudad.

Así que rompió sus propias reglas, e invirtió alrededor de $80,000 dólares para crear un inventario de materiales, y así garantizar el suministro y no atrasar los contratos con sus clientes.

Este paso, sin embargo, es inusual en Ibuilders Corp, porque la mayoría de las compañías como la nuestra, un subcontratista, no suelen tener tanto inventario porque era relativamente fácil obtener los productos necesarios para las obras, explicó.

“Prácticamente los incrementos de materiales son cada mes, en algunos casos pagamos un 20% más del precio regular, como son los drywall (paneles de yeso), e incluso hemos pagado el doble en determinadas mercancías”, asegura.

La agotadora faena de encontrar los suministros necesarios y a tiempo forzó a Ibuilders a contratar personal que se dedicara, exclusivamente, a la compra de productos al mejor precio posible.

A lo anterior se suma el hecho de que muchos proveedores cambian el precio de los materiales sin pleno aviso, en un fenómeno -asegura- que no se veía en 2019.

Para Romero, quien contrata a 69 empleados, el actual panorama es un reto para cualquier pequeña empresa que carezca de suficientes recursos financieros para enfrentarlo.

“A una nueva compañía, estos problemas de suministros, la ahogan si no tienen suficiente dinero para pagar materiales y crear una reserva”, dijo. Mi consejo al respecto: cuiden el cash flow (el efectivo). El cash es rey en estos momentos”.

Romero no tiene dudas que Ibuilders Corp enfrenta probablemente la etapa más desafiante en sus nueve años de existencia, y ello incluye la contratación de personal calificado.

“Ha sido muy difícil encontrar carpinteros calificados; hay muchos buenos que se retiraron y otros que dejaron la profesión y se fueron a hacer otras cosas”, afirmó.

Pero este hijo de granjeros de Zacatecas, quienes emigraron de México a Chicago y ganarse la vida trabajando en fábricas, es de esas personas que ha saltado cientos de obstáculos para abrazar el éxito empresarial que hoy tiene su Ibuilders Corp.

Fue cargador para camiones de UPS, carpintero, se graduó en Administración de la Construcción y, tras lanzar Ibuilders Corp, trabajó duro para ganarse la confianza de los clientes con la nueva empresa.

Para Romero tener empleados calificados y confiables es un asunto clave que le permite enfocarse en los objetivos principales y manejar un negocio exitoso.

No obstante el rápido crecimiento de Ibuilders Corp, que en 2019 facturó $17 millones en contratos, este empresario de 35 años no piensa ahora en expandirse, sino en cumplir a tiempo con todos los proyectos en curso.

“A veces tenemos que cambiar de estrategia de negocio y reflexionar acerca de lo que es más importante a la luz de nuevas circunstancias, si expandir el negocio, o ser más cauteloso en el crecimiento. Esto último es ahora lo más importante para mí”, dijo.

También puede leer