A National Award-Winning Publication

La Casa Blanca se queda sin ‘Esperanza’

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Considerada entre   los asesores más confiables del presidente Donald Trump, Hope Hicks renunció sorpresivamente a su trabajo como Directora de Comunicaciones de la Casa Blanca, confirmaron varios medios el miércoles.

Se considera que la salida de Hope -Esperanza en español- representa otro duro golpe al gobierno de Trump del que han renunciado o han sido remplazado un importante grupo de miembros.

“Hope es sobresaliente y ha hecho un gran trabajo durante los últimos tres años”, dijo Trump en un comunicado a The New York Times. “Ella es tan inteligente y considerada como ellos, una gran persona. Extrañaré tenerla a mi lado, pero cuando ella se acercó a mí para buscar otras oportunidades, comprendí totalmente. Estoy seguro de que trabajaremos juntos de nuevo en el futuro”.

Se espera que Hicks termine su trabajo en las próximas semanas.

Su renuncia se produce un día después de su testimonio de ocho horas ante el Comité de Inteligencia de la Cámara, que está investigando la intromisión de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016. Según los informes, Hicks admitió durante su testimonio que Trump a veces requería que dijera “mentiras piadosas”.

Su partida también se produce semanas después de que el secretario de personal de la Casa Blanca, Rob Porter, con quien Hicks ha tenido un vínculo sentimental, dejó su cargo por acusaciones de que había abusado físicamente de sus dos ex esposas.

El 8 de febrero, el portavoz de la Casa Blanca Raj Shah dijo que Hicks “se recusó de algunos asuntos” sobre la respuesta de la administración a la salida de Porter, pero no negó los informes de que Hicks estaba involucrado en la redacción de la declaración inicial de la Casa Blanca sobre el escándalo.

Hicks también fue atrapado recientemente en la investigación del abogado especial Robert Mueller sobre los vínculos de la campaña de Trump con Rusia. A fines de enero, The New York Times informó que Mark Corallo, quien se desempeñó como portavoz del equipo legal de Trump antes de renunciar en julio, planeaba contarle a Mueller sobre una llamada telefónica no revelada previamente entre él, Trump y Hicks.

Según fuentes familiarizadas con el asunto, Corallo afirma que Hicks dijo en la llamada que los correos electrónicos de Donald Trump Jr. acerca de una reunión de Trump Tower 2016 con un abogado ruso “nunca saldrán”, sugiriendo a Corallo que estaba contemplando obstruyendo la justicia.

También puede leer