A National Award-Winning Publication

Dramático aumento de casos en adultos jóvenes

Casos en jóvenes

Después de pasar gran parte del año pasado atendiendo a pacientes de edad avanzada, los médicos están viendo un cambio demográfico claro: los adultos jóvenes y de mediana edad constituyen una parte cada vez mayor de los pacientes en las salas de covid-19 de los hospitales.

Es tanto una señal del éxito del país en la protección de los adultos mayores con la vacunación como un recordatorio urgente de que las generaciones más jóvenes pagarán un alto precio si se permite que siga habiendo brotes en todo el país.

“Ahora vemos personas de 30, 40 y 50 años, jóvenes que están realmente enfermos”, dijo el doctor Vishnu Chundi, especialista en enfermedades infecciosas y presidente del grupo de trabajo de covid de la Sociedad Médica de Chicago. “La mayoría de ellos lo superan, pero algunos no… acabo de perder a un hombre de 32 años con dos hijos, es desgarrador”.

Aproximadamente el 32% de la población de los Estados Unidos ya está completamente vacunada, pero la gran mayoría son personas mayores de 65 años, un grupo al que se le dio prioridad en la fase inicial de inmunización.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Principal oleoducto del país reanuda operaciones en medio de escasez de gasolina

A nivel nacional, los adultos menores de 50 años representan ahora los pacientes con covid más hospitalizados en el país, alrededor del 36% de todas las admisiones. Las personas de 50 a 64 años representan el segundo grupo con más internaciones, alrededor del 31%. Las hospitalizaciones entre los adultos mayores de 65 años se han reducido significativamente.

Aunque las nuevas infecciones están disminuyendo gradualmente en todo el país, algunas regiones han enfrentado un resurgimiento del coronavirus en los últimos meses, lo que algunos han llamado una “cuarta ola”, impulsado por la variante B.1.1.7, identificada por primera vez en el Reino Unido, que se estima que es entre un 40% y un 70% más contagiosa.

Como muchos estados abandonan las precauciones por la pandemia, esta cepa más virulenta todavía tiene un amplio margen para propagarse entre la población más joven, que sigue siendo ampliamente susceptible a la enfermedad.

La aparición de cepas más peligrosas del virus en el país, Incluidas las variantes descubiertas por primera vez en Sudáfrica y Brasil, ha hecho que el esfuerzo de vacunación sea aún más urgente.

“Estamos en un juego completamente diferente”, dijo Judith Malmgren, epidemióloga de la Universidad de Washington.

El aumento de las infecciones entre los adultos jóvenes crea un “reservorio de enfermedad” que eventualmente “se extiende al resto de la sociedad”, sociedad que aún no ha alcanzado la inmunidad colectiva, y presagia un aumento más amplio de casos, dijo.

Afortunadamente, la posibilidad de morir por covid sigue siendo muy pequeña para las personas menores de 50 años, pero este grupo de edad puede enfermarse gravemente o experimentar síntomas a largo plazo después de la infección inicial. Las personas con afecciones subyacentes, como obesidad y enfermedades cardíacas, también tienen más probabilidades de enfermarse gravemente.

“B.1.1.7 no discrimina por edad, y cuando se trata de jóvenes, nuestro mensaje al respecto sigue siendo demasiado suave”, dijo Malmgren.

En todo el país, la afluencia de pacientes más jóvenes con covid ha sorprendido a los médicos que describen salas de hospital llenas de pacientes, muchos de los cuales parecen estar más enfermos de lo que se vio durante las oleadas anteriores de la pandemia.

“Muchos de ellos requieren atención en terapia intensiva”, dijo la doctora Michelle Barron, jefa de prevención y control de infecciones en UCHealth, uno de los grandes sistemas hospitalarios de Colorado.

La edad promedio de los pacientes con covid en los hospitales de UCHealth ha disminuido en más de 10 años en las últimas semanas, de 59 a 48 años, agregó Barron.

“Creo que seguiremos viendo eso, especialmente si no hay mucha aceptación de la vacuna en estos grupos”, dijo.

Si bien la mayoría de los hospitales están lejos de la avalancha de casos durante el invierno, la explosión de casos en Michigan subraya las posibles consecuencias de flexibilizar las restricciones cuando una gran parte de los adultos aún no están vacunados.

Existe una fuerte evidencia de que las tres vacunas que se están utilizando en el país rindan una buena protección contra la variante del Reino Unido.

Un estudio sugiere que la variante B.1.1.7 no causa complicaciones graves, como se pensaba anteriormente. Sin embargo, los pacientes infectados con esta variante parecen tener más probabilidades de tener más virus en sus cuerpos que aquellos con la cepa que dominaba antes, lo que puede ayudar a explicar por qué se propaga más fácilmente.

“Creemos que esto puede estar causando más de estas hospitalizaciones en personas más jóvenes”, dijo la doctora Rachael Lee en el hospital de la Universidad de Alabama-Birmingham.

El hospital de Lee también ha observado un aumento en los pacientes más jóvenes. Al igual que en otros estados del sur, Alabama tiene una tasa baja de absorción de vacunas.

Pero incluso en el estado de Washington, donde gran parte de la población está optando por vacunarse, las hospitalizaciones han aumentado constantemente desde principios de marzo, especialmente entre los jóvenes. En el área de Seattle, actualmente se interna a más personas de 20 años por covid que personas de 70, según el doctor Jeff Duchin, director de salud pública de Seattle y el condado de King.

“Todavía no tenemos suficientes adultos jóvenes vacunados para contrarrestar la mayor facilidad con la que se propagan las variantes”, dijo Duchin en una conferencia de prensa reciente.

A nivel nacional, alrededor del 32% de las personas de 40 años están completamente vacunadas, en comparación con el 27% de las personas de 30 años. Esa proporción se reduce a aproximadamente el 18% para los jóvenes de 18 a 29 años.

“Tengo la esperanza de que la curva de muerte no aumente tan rápido, pero está ejerciendo presión sobre el sistema de salud”, dijo el doctor Nathaniel Schlicher, médico de emergencias y presidente de la Asociación Médica del Estado de Washington.

Schlicher, también de unos 30 años, recuerda con horror a dos de sus pacientes recientes, cercanos a su edad y previamente sanos, que ingresaron con insuficiencia cardíaca causada por covid.

“Lo he visto de cerca y eso es lo que más me asusta”, dijo.

“Entiendo que los jóvenes se sientan invencibles, pero lo que les diría es que no tengan miedo de morir, tengan miedo de la insuficiencia cardíaca, el daño pulmonar y no poder hacer las cosas que amas hacer”.

Los médicos y los expertos en salud pública esperan que el preocupante aumento de las hospitalizaciones entre la población más joven sea temporal, algo que las vacunas contrarrestarán pronto. Solo desde el 19 de abril todos los adultos se volvieron elegibles para la vacuna.

Pero algunas encuestas nacionales preocupantes indican que una parte considerable de los adolescentes y adultos de entre 20 y 30 años no necesariamente tienen planes de vacunarse.

“Solo tenemos que hacer que sea muy fácil, sin inconvenientes”, apuntó Malmgren, el epidemiólogo de Washington. “Tenemos que pensar un poco diferente”.

Esta historia es parte de una asociación que incluye a NPR y KHN.

Principal oleoducto del país reanuda operaciones en medio de escasez de gasolina

Gasolina

Colonial Pipeline, la empresa que opera el principal oleoducto del país y que abastece casi la mitad del consumo en la costa este, anunció el miércoles que reanuda sus operaciones luego del ciberataque de la semana pasada, que ha provocado escasez de gasolina en varios estados.

En un comunicado, Colonial Pipeline, cuyo oleoducto transporta diariamente hasta 2.5 millones de barriles de gasolina, diésel y combustible de aviación desde las refinerías del Golfo de México al este del país, dijo que, a pesar de que las operaciones se reanudaron en la tarde del miércoles, “la cadena de suministro de combustible tardará varios días en volver a la normalidad”.

En Florida, Georgia, Carolina del Sur, Carolina del Norte, Alabama, Tennessee, Mississippi, Kentucky, Virginia, West Virginia y Maryland se reportaba escasez de combustible desde el martes y este miércoles la situación se agudizaba luego de que miles de gasolineras tuvieron que cerrar al acabarse el carburante.

Varios estados del sureste del país tuvieron que declarar el estado de emergencia para hacerle frente a la situación y en otros se instó a la población a evitar el acaparamiento y las llamadas “compras de pánico”, como se ha estado reportando en las redes sociales.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Trump vuelve a la carga con su nueva ‘red social’

El gobierno del presidente Joe Biden también declaró el domingo un estado de emergencia regional tras el ciberataque.

En los pocos establecimientos que tenían gasolina este miércoles, se registraron largas filas y en muchos los negocios tuvieron que racionalizar el consumo.

Colonial indicó el miércoles que algunos estados continuarán registrando interrupciones del servicio.

En medio de la crisis, el precio de la gasolina se ha disparado en muchos estados del país. De acuerdo con la Asociación Estadounidense del Automóvil (AAA, por sus siglas inglés), el precio promedio de la gasolina en el país subió seis centavos durante la semana.

El oleoducto de Colonial paralizó su operación la semana pasada tras el ataque perpetrado por un grupo de hackers llamado Dark Side, que se infiltró en la red de la empresa, de acuerdo con el FBI.

Según las autoridades, se hizo a través de un “ransomware”, un software extorsivo cuya meta es impedirle usar su sistema hasta pagar un rescate.

Redacción Negocios Now

Comunicado de Colonial Pipeline (en inglés)

Colonial Pipeline System Disruption
System Restart and Operational Update
Wednesday, May 12, 5:10 p.m.

Colonial Pipeline initiated the restart of pipeline operations today at approximately 5 p.m. ET.

Following this restart, it will take several days for the product delivery supply chain to return to normal. Some markets served by Colonial Pipeline may experience, or continue to experience, intermittent service interruptions during the start-up period. Colonial will move as much gasoline, diesel, and jet fuel as is safely possible and will continue to do so until markets return to normal.

As we initiate our return to service, our primary focus remains safety. As part of this startup process, Colonial will conduct a comprehensive series of pipeline safety assessments in compliance with all Federal pipeline safety requirements.

This is the first step in the restart process and would not have been possible without the around-the-clock support of Colonial Pipeline’s dedicated employees who have worked tirelessly to help us achieve this milestone. We would also like to thank the White House for their leadership and collaboration, as well as the Department of Energy, Department of Transportation, FBI, PHMSA, FERC and other federal, state and local agencies for their ongoing support.

We will continue to provide updates as restart efforts progress.