A National Award-Winning Publication

¿Madre de cuatro hijos y empresaria a la vez?

Esteban Montero, Negocios Now- 

Se sabe que construir cualquier negocio lleva una cuota alta de sacrificio, pero si ese camino lleva consigo la responsabilidad de ser madre,  el esfuerzo empresarial suele cobrar ribetes de heroicidad.

 Sandra Quintana puede escribir un libro acerca del desafío de ser madre y empresaria.  Es la progenitora de cuatro hijos y también la dueña de Cerveza Fiesta, una empresa familiar que lanzó en 2018 con la mente en sus hijos y entusiasmada con la idea de crear la producción de una cerveza artesanal con matiz mexicano y elaborada en Estados Unidos.

 “Tener un equilibrio entre una empresa propia y la familia es todo un reto. Los inicios de Cerveza Fiesta fueron muy difíciles, especialmente en la búsqueda y la coordinación de eventos a la vez. Pasaban semanas sin apenas tiempo para mis hijos. Afortunadamente ellos entendían que no se trataba solo de un negocio, sino también de un sueño que comenzaba a hacerse realidad”, dijo Quintana.

 Cuatro años después,  a pesar del Covid-19, la empresaria ve un futuro promisorio para su joven empresa y, al mismo tiempo, vive el orgullo de contar con “cuatro hijos maravillosos” para los cuales tiene una alta estima.

  “Ellos siempre tratan de colaborar y aportar lo que saben para seguir adelante. David, de 16 años, es un gran estudiante que donde quiera que esta logra destacarse por su dedicación; de Alexander, de 14 años, aprendo a diario su perseverancia, Alexa, de 10 años, es una hermosa  niña, super segura, expresiva y competitiva en sí misma, siempre queriendo avanzar; y Mario  de 7 años, es amoroso, un niño que adora la unidad familiar”, afirma.

  En realidad, sus hijos estuvieron presente en la decisión de lanzarse al desafío empresarial, consciente de su condición de ser una mujer, de latina y cuatro veces madre.

   Porque Cerveza Fiesta no solo nació con el sueño de “compartirla con nuestra comunidad y expandirla luego, llegando a sectores diversos” sino también “motivar a mis hijos para que entendieran que cuando se quiere establecer un negocio, se tiene que actuar y encontrar los medios para iniciarlo y lograrlo”, dijo.

   Como millones de negocios, la pandemia también ha impactado en el negocio, pero eso no ha amilanado el permanente espíritu de “echarle gana” que vive en esta madre-empresaria.

    “Me encantaría decir que Cerveza Fiesta está creciendo. Pero no. Sin embargo, a pesar de los efectos negativos de estos tiempos, se ha mantenido; y me siento muy motivada por lo que viene”, asegura.

“Seguimos reinventándonos, diversificando nuestro producto para avanzar. Reinventarse es reiniciarse. Cerveza Fiesta  -léase Sandra Quintana- sigue intrépida como siempre”.