A National Award-Winning Publication

Plan de vacunación en Chicago

El Departamento de Salud Pública de Chicago destinará sus primeras 23,000 dosis de vacuna Covid-19 a los trabajadores de atención médica de mayor riesgo en 34 hospitales de la ciudad, de acuerdo con el plan descrito por la alcaldesa Lori Lightfoot.

La vacuna irá primero a los trabajadores de la salud, a los residentes y al personal de los centros de atención a largo plazo, pero a lo largo de los meses, la campaña crecerá. Se enviarán más dosis de vacunas a Chicago cada semana, de 30,000 a 40,000, y si se aprueba la vacuna Moderna comenzará a k:usarse.

Se estima que el proceso de vacunación será lento y probablemente no habrá mayor disponibilidad hasta la primavera. Durante la segunda o tercera semana de vacunación, la ciudad también prevé su distribución entre el personal y los residentes de las 128 instalaciones de atención a largo plazo en Chicago.

Las vacunas serán gratuitas, y en la lista de prioridades de la ciudad se incluye al personal de primera respuesta y otros trabajadores esenciales, muchos de los cuales son negros e hispanos; personas con alto riesgo de contraer COVID-19 porque tienen condiciones de salud subyacentes; y habitantes de Chicago de 65 años o más.

A fines de diciembre o principios de enero, la ciudad planea abrir sitios de vacunación masiva, solo con cita previa, para el resto del universo de 400,000 trabajadores de la salud que no se encuentran en hospitales. Después iniciará la tarea de vacunar al menos al 70% de la población general, proporción necesaria para lograr lo que se conoce como “inmunidad colectiva”.

La alcaldesa destacó que existen múltiples proveedores del sector salud que están listos para administrar la vacuna, incluidos consultorios médicos, farmacias minoristas, hospitales y centros de salud calificados a nivel federal. También grandes empleadores, como las cadenas de supermercados.

La ciudad estima la posibilidad de administrar la vacuna en sitios como gimnasios, colegios comunitarios, parques y otros sitios abiertos en las comunidades negras e hispanas que han sufrido la peor parte del coronavirus.

La Dra. Allison Arwady, directora del Departamento de Salud Pública de Chicago, advirtió que el mayor desafío logístico de la vacunación es el tiempo muy corto de la vacuna Pfizer, debido a su conservación en ultra frío, que solo tiene cinco días para usarla desde que se descongele, y no puede regresar a la temperatura de ultra bajo.

Anunció que al igual que se utilizan los datos de rastreo de contactos para dar seguimiento a los contagios del coronavirus, la ciudad rastreará los datos de vacunación por raza y etnia, edad y código postal de la vivienda, con el fin de usar esos datos para tomar decisiones.

Se esperan alrededor de 3 millones de dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech en los primeros envíos en todo el país, según funcionarios de Operation Warp Speed, el programa de desarrollo de vacunas de la administración Trump. Una cantidad similar se mantendrá en reserva para la segunda dosis de esos receptores

Si también se autoriza el uso de emergencia de la vacuna de Moderna, Estados Unidos vacunaría a 20 millones de personas para fines de diciembre, otros 30 millones de personas en enero y 50 millones en febrero, según  OWS.

Arruina COVID-19 finanzas de los hogares en Chicago

Desde que inició la pandemia hasta finales de noviembre, más de 3,2 millones de adultos en el área de Chicago registraron, ellos o alguien de su hogar, un recorte salarial o pérdida de empleo, y 2,3 millones esperaban perder ingresos durante las próximas cuatro semanas, indica la más reciente encuesta de la Oficina del Censo.

De acuerdo a los resultados publicados, más del 40% de los hispanos y afroamericanos del área que respondieron la encuesta dijeron que esperaban perder ingresos. “La pandemia ha obligado a empleadores de todos los tamaños a reducir sus operaciones o cerrar, y los trabajadores despedidos, a su vez, tienen menos dinero para gastar en otros negocios”, precisa.

Entre mediados de marzo y noviembre, más de 2 de cada 10 personas encuestadas habían solicitado beneficios del seguro de desempleo, y de los más de 1,2 millones de residentes que recibieron beneficios, casi la mitad vivía en hogares con niños. La Oficina del Censo destaca que la crisis de salud hundió la economía y a pesar de las noticias prometedoras sobre las vacunas, muchas cosas siguen siendo inciertas.

El sondeo mostró que 153,000 personas que recibieron beneficios, y 100,000 que no los recibieron, habían usado cupones de alimentos en los últimos siete días. Desde mediados de abril, la Oficina del Censo realiza encuestas de forma rutinaria a adultos para ver cómo los hogares se han visto afectados por la pandemia, tanto económica como socialmente.

La más reciente encuesta, sobre el estado de las finanzas familiares, muestra una preocupación constante por la seguridad laboral a nivel local. Después de una tendencia a la baja en octubre, el porcentaje de residentes del área de Chicago que tienen problemas para pagar sus facturas habituales está aumentando, y más de 1 millón de encuestados calificaron la situación de “muy difícil”.

Casi la mitad de los que tuvieron más problemas en el período de siete días anterior utilizó una tarjeta de crédito o préstamos para cubrir sus necesidades de gasto. Más de 300,000 dependieron de los pagos de estímulo, indica la encuesta.

La mayoría de las personas que no tenían suficiente comida para comer en un período anterior de siete días, dijeron que no podían pagar más comida o que no podían salir a comprarla. De los que a veces o con frecuencia no tenían suficiente para comer, más de 113,000 habían visitado una despensa o banco de alimentos durante el período de siete días.

La mayoría de los inquilinos y propietarios dijeron estar seguros de que podrán pagar sus alquileres e hipotecas el próximo mes, pero el nivel de esa confianza varía. Más de una cuarta parte de los inquilinos que tenían solo un poco de confianza habían pedido prestado dinero a amigos o familiares en los siete días anteriores para satisfacer sus necesidades de gasto.

Gobierno de Estados Unidos demanda a Facebook 

 

La Comisión de Competencia (FTC) de Estados Unidos y fiscales de 48 estados y territorios del país, liderados por Nueva York, presentaron denuncias antimonopolio contra Facebook por abusar de su poder en el mercado para aplastar a la competencia, y reclamaron una orden judicial que obligue a vender sus servicios de Instagram y WhatsApp.

“Es realmente importante que bloqueemos esa adquisición depredadora de compañías y que restauremos la confianza en el mercado”, dijo la fiscal general de Nueva York Letitia James al anunciar la demanda. “Facebook usó su poder de monopolio para aplastar a rivales más pequeños y acabar con la competencia, todo a expensas de los usuarios habituales”.

 

La Comisión Federal de Comercio (FTC) aseguró que la empresa se ha enfrascado en “una estrategia sistemática” para eliminar a su competencia, lo que incluye la compra de rivales pequeños y emergentes como Instagram en el 2012 y WhatsApp en el 2014.

“Las redes sociales personales son fundamentales para la vida de millones de estadounidenses”, dijo Ian Conner, director de la Oficina de Competencia de la FTC, en un comunicado. “Las acciones de Facebook para afianzar y mantener su monopolio niegan a los consumidores los beneficios de la competencia.  Nuestro objetivo es revertir su conducta anticompetitiva”.

En su queja, la coalición de 46 estados, Washington, D.C. y Guam, destaca que durante casi una década Facebook se ha valido de su dominio, y usó grandes cantidades de dinero para adquirir a rivales antes de que pudieran convertirse en una amenaza.

Facebook es la mayor red social en el mundo, con 2,700 millones de suscriptores y una compañía con un valor de mercado de casi $800,000 millones de dólares cuyo director general Mark Zuckerberg es la quinta persona más acaudalada del planeta y el rostro más conocido del poder de los gigantes tecnológicos.

La empresa es el segundo gigante de la tecnología que enfrenta un gran desafío legal antimonopolio recientemente. El Departamento de Justicia de Estados Unidos demandó a Google de Alphabet Inc. en octubre, acusando a la compañía valorada en $1 billón de dólares de usar su poder de mercado para defenderse de sus rivales.

Se preparan aerolíneas para el transporte de vacunas 

 

Cuando las primeras dosis de la vacuna COVID-19 comiencen a llegar a los estados este lunes, las aerolíneas tendrán ya una estrategia de participación para llevar las inyecciones a más sitios en los próximos días.

American Airlines, Delta Air Lines y United Airlines se han preparado con muchas semanas de anticipación, hablaron con funcionarios gubernamentales, compañías farmacéuticas y expertos con el fin de comprender los escenarios posibles para acelerar la distribución de la vacuna en los próximos meses.

El mayor desafío para las aerolíneas es garantizar que las dosis se transporten a temperaturas gélidas extremas. La vacuna de Pfizer debe almacenarse a menos 94 grados Fahrenheit, mientras que la de Moderna, que está por autorizarse, puede mantenerse a menos 4 grados F.

Pfizer diseñó refrigerados especiales que se rellenan con hielo seco, que es dióxido de carbono sólido, pero las autoridades de aviación limitan la cantidad de hielo seco que se puede transportar en los aviones porque se convierte en gas, lo que hace que el aire sea potencialmente tóxico para los pilotos y tripulaciones.

Si bien un Boeing 777 puede transportar hasta un millón de dosis, se requieren exenciones de los reguladores de la aviación para volar con suficiente hielo seco, a fin de mantener fría la inyección de Pfizer. El límite es de 3,000 libras, pero se pueden0 transportar hasta 15,000.

En tiempos normales, los vuelos de pasajeros aéreos llevan aproximadamente la mitad de toda la carga aérea. Debido a la pandemia los vuelos redujeron drásticamente su ocupación, pero la necesidad urgente de transportar máscaras, kits médicos y ventiladores, permitió seguir funcionando a muchas aerolíneas como United, American, Lufthansa y Virgin Atlantic.

Con la demanda de vuelos comerciales aún deprimida, las aerolíneas se preparan para la distribución acelerada de las vacunas Covid-19. El trabajo no es nuevo para las empresas, las cuales cuentan con la experiencia del transporte de la vacuna contra la influenza, e incluso con redes de almacenamiento en frío.

La Administración Federal de Aviación confirmó que el primer vuelo masivo de vacunas Pfizer fue de United, que transportó dosis desde Bruselas al Aeropuerto O’Hare. Las compañías Delta y American han participado en el transporte de vacunas de prueba y muestras utilizadas en los ensayos de la vacuna COVID-19, así como del empaque térmico.

Este domingo por la mañana, los camiones de las empresas de envío UPS y FedEx comenzaron a entregar la vacuna de Pfizer en casi 150 ubicaciones, y otros  450 sitios recibirán la vacuna el martes y miércoles. Ambas empresas mantienen enormes flotas de aviones de carga que ayudarán a transportar las vacunas

UPS instaló congeladores de temperatura ultra baja cerca de sus centros de carga aérea en Estados Unidos y Europa, y ha aumentado la producción de hielo seco. FedEx tiene más de 90 instalaciones en los cinco continentes diseñadas para mantener los artículos fríos durante el tránsito, y también está ampliando su red de congeladores de temperatura ultra baja.