A National Award-Winning Publication

Aumenta salario mínimo en Illinois a partir del miércoles 

El salario mínimo de Illinois tendrá su segundo aumento este año para colocarse en $ 10 dólares por hora a partir del 1 de julio, por lo que los trabajadores asalariados deberán asegurarse que sus cheques reflejen el incremento después de esa fecha.

En el caso del Condado de Cook, que tiene un salario mínimo más alto que el del estado, el monto salarial básico        aumentará a $ 13 por hora a partir de esa fecha, mientras que en Chicago se ubicará en $ 13.50 y $14 por hora, de acuerdo con el tipo de empleador.

El aumento es resultado de una legislación aprobada por el congreso estatal y firmada por el gobernador JB Pritzker, que proporcionó un camino gradual hacia un salario mínimo de $ 15 para 2025, en un proceso programado para incrementar $1 dólar  adicional por hora cada año.

Los asalariados recibieron el primer aumento, que ubicó la percepción en $ 9.25 por hora, el 1 de enero de 2020. Antes de ese incremento, la última vez que Illinois aumentó su salario mínimo fue hace una década, en 2010, cuando pasó de $ 8.00 a $ 8.25 por hora, de acuerdo con datos del Departamento de Trabajo del estado.

Respecto a la ciudad de Chicago, el aumento del mini salario también sigue el mismo proceso aunque con un monto mayor. El 1 de julio de 2020 se elevará a $ 13.50 por hora para los pequeños empleadores ( de 4 a 20 empleados) y $ 14 por hora para grandes empleadores (21 o más empleados).

La nueva ley mantiene disposiciones para que los empleadores cuenten las propinas para compensar los salarios de los trabajadores que atienden al público y reciben esta gratificación de los clientes, como los meseros.

Estos empleados también deben ganar el salario mínimo, y la ley referida dispone que se les puede pagar un mínimo del 60 por ciento de la cantidad fijada por hora. En tanto, los trabajadores menores de 18 años, que trabajan menos de 650 horas en un año, deberán ganar un salario mínimo de $ 8 por hora.

El aumento de salario significa que es el mejor momento para postular para Trabajos en Chicago en el portal de empleos de Negocios Now.

Autorizan a la ciudad gasto de $1.1 millones

El Concilio de Chicago aprobó el plan de la Alcaldesa Lori Lightfoot para gastar $ 1.1 mil millones en dinero federal, de la Ley CARES por coronavirus, que tiene el propósito de reembolsar a varios departamentos de la ciudad los costos extraordinarios realizados durante los meses de la pandemia, evitando dirigir esas cargas a los contribuyentes.

El paquete financiero pasó con tan solo nueve votos en contra, de 26 que se requerían para frenarlo, correspondientes a los concejales llamados progresistas, quienes presionaron para evitar que alguno de los fondos se destinara a pagar a la policía, debido a un mayor escrutinio a raíz de la muerte de George Floyd a manos de un oficial en Minneapolis.

Los concejales progresistas se centraron en una partida por $ 330 millones en fondos discrecionales para gastos que surgen de la atención del brote de coronavirus. La posibilidad de que algo de esos fondos se fuera a lo que llamaron “vigilancia racista” los motivó a votar en contra del paquete.

“Queremos asegurarnos que los dólares que de otra manera se destinarían a la asistencia para el alquiler no se destinarán al pago de la policía ni a la compensación de los costos elegibles en los que incurra el Departamento de Policía de Chicago (CPD)”, indicaron los concejales en una carta enviada previamente a la alcaldesa.

El paquete está integrado por dinero para ayudar a cubrir la respuesta de salud pública de la ciudad al virus, apuntalar los aeropuertos de Chicago y establecer programas de vivienda y mano de obra para tratar de ayudar a las personas que han perdido ingresos debido a la crisis.

También reserva $ 40 millones para responder a un posible resurgimiento de COVID-19 a medida que la ciudad continúa reabriendo y más personas entran en contacto cercano después de meses de refugiarse en sus hogares.

Ligera disminución del desempleo

El reporte laboral en Estados Unidos para la segunda semana de junio indica otras 1.5 millones de nuevas solicitudes de beneficios por desempleo, solo 58, 000 menos que los siete días anteriores, lo que significa una ligera recuperación, de acuerdo con el Departamento de Trabajo.

Para Illinois los datos más recientes confirman que la tasa de desempleo cayó -2.0%, al pasar de 17.2% de abril a 15.2% en mayo, con la adición de +62,200 empleos no agrícolas. El aumento en las nóminas, aunque modesto, se registra a medida que reabren las industrias y muestra el inicio de una débil recuperación económica.

A nivel nacional, durante la semana que concluyó el 13 de junio se reportó la cifra más bajada de reclamos por desempleo desde que inició la pandemia por coronavirus. El dato de ligero descenso se registra después de la confirmación de una caída leve del desempleo en mayo a un 13.3%, y la creación de 2,5 millones de empleos.

Si bien los recientes datos indican la continuación de una tendencia a la baja, reflejan un elevado nivel de desempleo que no ha disminuido durante 13 semanas consecutivas. Los solicitantes de beneficios por desempleo son alrededor de 20.5 millones, aunque el número estimado de personas que perdieron su trabajo se estima asciende a 32.5 millones.

En tanto, el Departamento de Seguridad de Empleo de Illinois explicó que en abril el estado logró la tasa de desempleo máximo de 44 años del 17.2%, con la pérdida de -738,600 trabajos. Para mayo el estado registró una tasa de desempleo mayor en +1.9 % que la cifra nacional, 15.2% frente a 13.3%, y +11.1 % respecto al año anterior cuando era 4.1%.

De marzo a mayo, el empleo promedio de Illinois disminuyó en -245.800 trabajos. Los mayores descensos se encontraron en Ocio y Hospitalidad; Comercio, Transporte y Servicios Públicos; así como Servicios Educativos y de Salud.

Por otra parte, el Departamento de Seguridad de Empleo de Illinois anunció que comenzará a pedir prestados fondos del gobierno federal con el fin de seguir cumpliendo con las obligaciones de pago de beneficios de desempleo a los reclamantes que han perdido el trabajo, mientras continúa la pandemia de COVID-19.

Illinois se unió a otros ocho estados que han sido aprobados para recibir fondos prestados del gobierno federal que les permitan cumplir con los pagos de beneficios de desempleo. El estado prevé pedir prestado cerca de $300 millones, hasta finales de junio, a través de un mecanismo establecido para permitir a esas entidades continuar financiando pagos de beneficios esenciales cuando la demanda aumenta inesperadamente.

La aprobación de Illinois le permite acceder hasta $ 3.8 mil millones prestados hasta septiembre de 2020. Durante la Gran Recesión de 2008, el estado tomó prestados $ 1.4 mil millones, y fue reembolsado en cinco años a través de un acuerdo de financiamiento conjunto con la comunidad empresarial local.

Durante la contingencia por la pandemia se han pagado más de $ 7 mil millones en beneficios de desempleo en el estado del 1 de marzo al 18 de junio, De esa cantidad, $ 2,5 mil millones se entregó a través del programa Fondo Fiduciario de Desempleo, el procedimiento normal.

Otros $4,3 mil millones correspondieron a la ayuda federal a través del programa Compensación por Desempleo Pandemico y $ 290 millones por el de Asistencia de Desempleo Pandemico. Los montos pagados actualmente significan un aumento de 373%, respecto al mismo periodo del 2019, cuando se pagó $ 534 millones en beneficios por desempleo en el estado.

Paquete estatal por $900 millones para la recuperación

El gobernador JB Pritzker anunció un nuevo paquete estatal de recuperación de la pandemia por $ 900 millones de dólares que ayudará a empresas y familias a recuperarse en todo el estado, en situaciones como el pago de rentas e hipotecas atrasadas, en comunidades negras y latinas que han sido las más afectadas.

El programa incluye $ 270 millones en subsidios para pequeñas empresas que han sufrido pérdidas debido a la pandemia; $ 150 millones se destinarán a 30,000 inquilinos que no pueden pagar el alquiler porque perdieron sus trabajos debido al coronavirus, con subvenciones individuales de $5,000; y $20 millones a empresas en áreas desproporcionadamente afectadas.

Además, $ 20 millones a bares y restaurantes que no pueden ofrecer servicio al aire libre; $ 10 millones irán a peluquerías y salones de belleza; $ 10 millones para gimnasios y centros de acondicionamiento físico; y $ 32.5 millones a programas para combatir la pobreza durante la pandemia, a través de bancos de alimentos y reconstrucción de vecindarios, por ejemplo, para llegar a un estimado de 73, 000 personas en Illinois.

También, $150 millones se destinarán a 10,000 propietarios de viviendas para ayudarlos con sus pagos de hipoteca, hasta con $15,000. “Para muchas personas, superar la crisis comienza con mantener un techo sobre las cabezas de sus familias. La vivienda es vital y muchos residentes están luchando por conservar su hogar”, dijo Pritzker. Ayuda a este propósito que la prohibición de desalojo residencial se extendió hasta el 31 de julio.

Otro grupo de subvenciones otorgará $ 25 millones a las empresas de Illinois que sufrieron daños a la propiedad a partir del 25 de mayo, lo que incluye actos de saqueo y vandalismo debido a las protestas en la ciudad por la muerte de George Floyd.

Si bien todas las regiones del estado iniciaron el camino hacia la Fase 4 del plan estatal de reapertura, Pritzker aseguró que los efectos de la pandemia, como cerrar negocios y dejar a las personas sin trabajo, han resultado devastadores en varias comunidades.

El nuevo paquete denominado Subsidios por Interrupción de Negocios, según explicó el gobernador, es una respuesta del estado a la situación de muchas empresas pequeñas que no fueron tomadas en cuenta dentro de la ayuda federal conocida como Programa de Protección de Cheques de Pago (PPP).

A partir de esta semana se abrió el registro para las pequeñas empresas, en particular para las que fueron fuertemente restringidas o cerraron al principio de la pandemia. Sin embargo, el registro de personas necesitadas que requieran acceder a la asistencia para cubrir su alquiler e hipoteca iniciará hasta agosto.

Sin cubre-bocas no vuelas

Las compañías aéreas anunciaron que están tomando medidas enérgicas contra los pasajeros que infringen el requisito obligatorio de usar protección facial durante el vuelo, y algunas amenazan con imponer sanciones a quienes no cumplan.

Durante semanas, las principales aerolíneas estadounidenses han estado exigiendo a los pasajeros que usen cubre-bocas en un intento por frenar la propagación de COVID-19 y ofrecer comodidad en los viajes. Aún así, los viajeros se han quejado en las redes sociales de que no todos siguen las reglas.

Por ello siete de las principales aerolíneas estadounidenses acordaron recurrir a una actitud más severa, como prohibir el abordaje a los viajeros que se niegan a cumplir, advirtiendo a los pasajeros sobre el requisito antes d elevar al aeropuerto. Sin embargo,  el cumplimiento de la sanción es complicado.

United Airlines, con sede en Chicago, informó que a partir de esta semana comenzará a incluir a los pasajeros que no cumplan con las instrucciones para usar un cubre-bocas en una lista interna de restricción de viaje. La prohibición duraría mientras la política de cobertura facial se mantenga vigente, que se espera que sea de al menos 60 días.

Las azafatas serán las encargadas de ofrecer múltiples advertencias a los pasajeros que no se cubran el rostro antes de presentar un informe. Después del vuelo, un equipo de seguridad de la aerolínea investigará el incidente para determinar si se debe bloquear siguientes vuelos a los viajeros, dijo United en un comunicado.

American Airlines y Delta Air Lines también informaron que los viajeros que se nieguen a cumplir con las políticas de protección facial pueden enfrentar restricciones en viajes futuros, aunque no ha definido cómo decidirá cuándo bloquear a los clientes, o cuánto duraría una prohibición, La aerolínea ya no permitirá que los pasajeros aborden si no se cubren la cara en la puerta, advirtió también en un comunicado.

Los pasajeros no necesitan cubrirse la cara mientras comen o beben, y las políticas de las aerolíneas incluyen exenciones para los niños pequeños y los viajeros con una condición médica o discapacidad que les impide usar una máscara. United y Delta dijeron que no requieren que los clientes demuestren que tienen una condición médica.

Otras aerolíneas que planean tomar medidas enérgicas contra la aplicación de máscaras son JetBlue Airways, Southwest Airlines, Alaska Airlines y Hawaiian Airlines. Los sindicatos que representan a los auxiliares de vuelo y pilotos elogiaron la medida, pero dijeron que hace falta que el gobierno federal establezca como obligatorio el uso de protección facial para todos los pasajeros.

La mayoría de los pasajeros han cumplido con las políticas que requieren revestimientos faciales desde que las aerolíneas comenzaron a aplicarlos en la puerta de embarque. No obstante, durante el vuelo no hay control en su uso y los pilotos se preocupan por el riesgo de conflicto entre un pasajero sin protección y otros cercanos.

Convertir el uso de cubre-bocas en obligatorio durante el vuelo, como una medida oficial, reduciría la aplicación de sanciones por parte de la empresa. “Hay una gran diferencia cuando te acercas a alguien y le dices que es un mandato federal”, dijo  Dennis Tajer, portavoz de la Asociación de Pilotos Aliados. NN

Análisis: 1.75 millones de floridanos perderían el seguro de salud si eliminan Obamacare 

Por John Haughey* 

Miami.- Más de 23 millones de estadounidenses, incluidos 1.75 millones de floridanos, perderían su seguro de salud si se deroga la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA), según un análisis del Centro para el Progreso Americano (CAP).

Entre los que perderían cobertura estarían cerca de 200,000 floridanos que se inscribieron en Obamacare después de perder sus empleos y el seguro proporcionado por el empleador durante la emergencia de COVID-19, dijo CAP.

La administración del presidente Donald Trump y 18 fiscales generales del estado, incluida Ashley Moody de Florida, presentaron informes el jueves en California v. Texas ante la Corte Suprema, en un intento por derogar el ACA de 2010.

Entre las disposiciones de ACA en el bloque se encuentran protecciones para afecciones preexistentes, subsidios de planes de seguro de salud individuales, elegibilidad ampliada de Medicaid, cobertura de adultos jóvenes bajo las pólizas de seguro de los padres y cobertura de atención preventiva.

Cuando el Congreso adoptó la Ley de Reducción de Impuestos y Empleos (TCJA) en diciembre de 2017, eliminó la multa de ACA para aquellos que se negaron a comprar cobertura de seguro de salud.

Veinte estados, incluida Florida, presentaron una demanda federal en febrero de 2018 en Texas, donde el juez de la corte de distrito de los EE. UU., Reed O’Connor, determinó que ACA era inconstitucional porque TCJA eliminó la contribución obligatoria.El Juezl dictaminó que toda la ley debería ser revocada.

Después de las victorias demócratas en las elecciones de mitad de período de noviembre de 2018, Wisconsin y Maine se retiraron del caso, dejando a 18 estados y al Departamento de Justicia de los EE. UU. para desafiar a ACA.

Una demanda de 17 estados, incluida California, buscó preservar la ley. Los dos casos se han combinado en California v. Texas.

En diciembre, el Tribunal de Apelaciones del Quinto Circuito de EE. UU. confirmó la decisión de O’Connor, pero le devolvió el caso para determinar qué componentes de ACA se pueden reten

Sin embargo, la Corte Suprema de los Estados Unidos aceptó el caso a principios de este año. Los informes se presentaron esta semana, los argumentos orales están programados para octubre y se debe emitir un fallo antes de junio de 2021.

Al presentar el breve informe del gobierno el jueves, el Procurador General de los Estados Unidos, Noel Francisco, dijo que el mandato individual inconstitucional no puede separarse de otras disposiciones de la ACA. Por lo tanto, argumentó, “necesariamente sigue que el resto de la ACA también debe caer”.

Debido a que es uno de los 14 estados que no expandió Medicaid bajo ACA, derogar toda la ley tendría un efecto de inscripción menos dramático en Florida que en otros lugares.

Sin embargo, Florida lidera a la nación en la inscripción en el intercambio subsidiado de seguro de salud ofrecido bajo ACA a través de los 17 planes de atención administrada de Medicaid de su programa de $30 mil millones que brindan servicios para casi 4.2 millones de residentes de bajos ingresos.

Más de 1 millón de residentes estatales se inscribieron en diciembre para cobertura subsidiada en 2020, según los Centros federales de servicios de Medicare y Medicaid (CMS).

Cerca de 800,000 afiliados existentes se renovaron automáticamente, lo que significa que 1.78 millones de floridanos participaron en el intercambio subsidiado de atención médica de ACA en enero, lo que representa más del 20 por ciento de los 8.4 millones de beneficiarios de Obamacare del país.

Con 190,000 firmas desde marzo, sumando a los 1.56 millones que podrían perder cobertura bajo la demanda antes de la emergencia COVID-19, el número proyectado de floridanos que se quedaron sin cobertura ahora sería de 1.75 millones, dijo CAP.

Según un estudio de 2019 del Urban Institute, la derogación de la ACA podría dejar a 3,9 millones de floridanos no ancianos sin seguro médico, un aumento de 1,56 millones en la población del estado “adultos no asegurados no ancianos” del 14,4 a casi el 25 por ciento, aumentando los costos de atención no compensada en aproximadamente $ 4 mil millones dentro de un año.

El Instituto Urbano dijo que la revocación de ACA causaría que la inscripción en Medicaid y en el Programa de Seguro de Salud para Niños (CHIP) caiga en un 22.4 por ciento y la inscripción en la cobertura del mercado individual de ACA en un 35.4 por ciento.

Según un estudio de Kaiser Family Foundation, alrededor de 3.1 millones de floridanos no ancianos perderán la cobertura por afecciones preexistentes. *(The Center Square) 

El mundo supera las 500,000 muertes y los 10 millones de contagios por COVID-19

Hispanic News Agency (HINA)

Chicago- Más de 500,000 personas en todo el mundo han muerto por  coronavirus,  mientras que la cifra de contagios supera los 10 millones, según el recuento de la Universidad Johns Hopkins.

El reporte tiene lugar en medio de una creciente preocupación en Estados Unidos donde cunde la alarma  por un incremento significativo de enfermos  por COVID-19 en estados que tenían una tendencia a la baja antes de eliminar las restricciones.

  Según la fuente, hay al menos 2,539,544 casos de coronavirus en Estados Unidos y al menos 125,747 personas que han muerto por este agresivo virus.

Solo el domingo 28 de junio se registraron 29,393 nuevos casos y 208 muertes, según una compilación de reportes de los 50 estados, el Distrito de Columbia y otros territorios de Estados Unidos, así como casos repatriados.

Hasta el domingo por la noche, la Universidas de J. Hopkins reportó 500,108 muertes globales, con los Estados Unidos teniendo el mayor número de muertes.

A continuación el número de contagios y muertes por estados, el Distritro de Columbia y Puerto Rico.

Estados Contagios Muertes
New York 416,787 31,484
California 216,089 5,935
New Jersey 176,354 15,118
Texas 153,175 2,416
Illinois 142,776 7,089
Florida 141,075 3,419
Massachusetts 108,667 8,060
Pennsylvania 89,874 6,663
Georgia 77,210 2,778
Arizona 73,908 1,588
Michigan 69,946 6,158
Maryland 66,777 3,168
North Carolina 62,197 1,356
Virginia 61,736 1,732
Louisiana 56,258 3,206
Ohio 50,900 2,836
Connecticut 46,303 4,316
Indiana 44,930 2,619
Tennessee 40,172 584
Minnesota 35,549 1,460
Alabama 35,441 919
South Carolina 33,320 716
Washington 32,698 1,310
Colorado 32,307 1,676
Iowa 28,593 706
Wisconsin 27,743 777
Mississippi 25,892 1,039
Missouri 21,201 1,023
Utah 21,100 167
Arkansas 19,818 264
Nebraska 18,899 267
Nevada 17,160 500
Rhode Island 16,661 927
Kentucky 15,232 558
Kansas 13,891 271
Oklahoma 12,944 385
New Mexico 11,809 492
Delaware 11,226 507
District Of Columbia 10,248 550
Oregon 8,341 202
South Dakota 6,681 91
New Hampshire 5,747 367
Idaho 5,319 91
North Dakota 3,495 79
Maine 3,191 104
West Virginia 2,832 93
Wyoming 1,417 20
Vermont 1,202 56
Hawaii 899 18
Alaska 883 14
Montana 863 22
Guam 248 5
Northern Mariana Islands 31 2
Puerto Rico 7,189 153