A National Award-Winning Publication

Unen fuerzas para lanzar el “Mes de Acción de Hispanic Star”

P&G, PepsiCo, IBM, Cargill y Shaklee donarán productos, alimentos y fondos para ayudar a los hispanos afectados por COVID-19

NUEVA YORK, 21 de mayo de 2020 – (HINA)-  La pandemia de COVID-19 es una de las peores crisis de la historia moderna afectando a personas de todo el mundo. La crisis ha afectado desproporcionadamente a los hispanos de EE. UU., ya que más del 80% de los adultos que trabajan brindan servicios esenciales que ayudan a mantener a nuestro país en funcionamiento. Esto presenta numerosos desafíos para protegerse a sí mismos y a sus familias. Además, según Pew Research, las pérdidas de empleo y salarios debido a COVID-19 han afectado más a los adultos hispanos con un 61% de afectados. Esto exige una acción fuerte e inmediata.

Esta es la razón por la cual la Fundación We Are All Human y Procter & Gamble unieron fuerzas para comenzar el “Mes de Acción de Hispanic Star“, una iniciativa destinada a reunir a individuos y corporaciones para beneficiar a los hispanos afectados por COVID-19 mediante la donación, el voluntariado o el intercambio de información. P&G, PepsiCo, IBM, Cargill y Shaklee se han comprometido a donar fondos, alimentos o productos para apoyar a los más afectados. Más de diez Hispanic Star Hubs en diferentes ciudades de Estados Unidos movilizarán a sus comunidades locales para donar, ser voluntarios y crear conciencia sobre el desproporcionado impacto negativo que la pandemia ha tenido en los hispanos en Estados Unidos.

“P&G se compromete a usar nuestra voz para ayudar a resaltar las enormes contribuciones que las personas y las familias hispanas están haciendo para que este país siga funcionando”, dijo Marc Pritchard, director ejecutivo de marca de Procter & Gamble. “Queremos honrar las muchas maneras en que la comunidad hispana, con su optimismo, resiliencia y esperanza, está ayudando a la recuperación de nuestro país. Estamos tomando acción para ser una fuerza para el bien de la comunidad hispana hoy y mañana”.

“Ahora más que nunca necesitamos estar unidos y actuar como una comunidad”, dijo Claudia Romo Edelman, fundadora y directora ejecutiva de la Fundación We Are All Human. “Nuestras pequeñas empresas, emprendedores y trabajadores independientes han sido los más afectados y ahora necesitamos apoyo para que podamos recuperarnos más rápido y evitar una crisis más profunda. Es lo más inteligente que hacer. Este es el momento en que necesitamos que todas las personas y corporaciones den un paso adelante y tomen acciones para y por los hispanos.”

Para apoyar el Mes de Acción del Hispanic Star, P&G produjo y ayudó a lanzar la película “Estamos Unidos”. Creada como una iniciativa de Círculo Creativo, dirigida por su copresidente Luis Miguel Messianu, y ejecutada por alma, la película ilustra los roles vitales que los hispanos estadounidenses están jugando durante COVID-19 e invita a todos a unir su ayuda junto con el movimiento Hispanic Star. Las versiones están disponibles en inglés y español.

Procter & Gamble se ha asociado con las principales organizaciones de ayuda en el país, incluyendo Feeding America y Matthew 25: Ministries para apoyar a los afectados por la crisis, incluidas las familias en las principales ciudades de población hispana como Chicago, Houston y Miami. Han donado millones de productos para garantizar que las personas tengan acceso a los productos básicos y esenciales de todos los días, así como a fondos de ayuda. Hace solo unas semanas, donaron más de medio millón de dólares en efectivo y productos para apoyar a los agricultores hispanos y sus familias. En asociación con Matthew 25, proporcionarán más productos y productos de protección individual para apoyar a los trabajadores hispanos esenciales y familias necesitadas.

Otras grandes corporaciones también están haciendo su parte: PepsiCo, un signatario de Hispanic Promise, distribuyó a organizaciones sociales a través de Hispanic Star 80,000 cajas de productos Frito-Lay y anunció una donación de $ 6 millones a UnidosUS.

IBM está proporcionando recursos educativos en inglés, español y portugués a través del lanzamiento gratuito de Open – PTECH. Cargill, firmante de Hispanic Promise, y su marca Rumba Meats donarán fondos para apoyar a varias Cámaras de Comercio Hispanas locales y también donará fondos para apoyar las actividades de Hispanic Star a nivel local. Shaklee está brindando 10,000 oportunidades de trabajo y donando 10,000 horas de capacitación y voluntariado.

“PepsiCo se compromete a apoyar a la comunidad hispana y se preocupa profundamente por los hispanos como empleados, consumidores y una comunidad. Es por eso que hemos duplicado nuestros esfuerzos, hoy anunciamos una donación de $ 1 millón de dólares a UnidosUS, y $ 6 millones adicionales para llegar directamente a 15 de las áreas metropolitanas más afectadas de la nación con altas poblaciones latinas y negras”, dijo Marissa Solis, vicepresidente senior de marcas principales, asociaciones y medios en Frito-Lay North America. “Estas recientes donaciones se suman al compromiso global de PepsiCo de más de $ 50 millones para brindar apoyo vital a las personas afectadas por COVID-19”.

“Los hispanos y sus familias pueden usar este tiempo para aprender y prepararse con las capacidades que serán más relevantes para tener éxito en un mundo posterior a COVID-19. Es por eso que hemos hecho que toda la plataforma de aprendizaje P-TECH esté disponible digitalmente sin costo en español, inglés y portugués para equipar a los estudiantes de todas las edades con habilidades digitales y profesionales “, dijo Jesús Mantas, socio gerente senior, IBM Services.

A través del país, más de diez Hispanic Star Hubs están tomando medidas para abordar necesidades locales específicas. En asociación con empresas locales, el hub de Miami está donando alimentos y productos a trabajadores de la salud con el objetivo de llegar a más de 1,000 hispanos. En Nueva York, alrededor de 500 estudiantes recibirán enrutadores y otros equipos de conectividad para ayudar a esas familias a adaptarse a las nuevas necesidades virtuales en el salón de clases. En Denver, la recaudación de fondos se realizará en beneficio de aquellas familias que se declararon insolventes como resultado de la pandemia para cubrir los gastos de sus servicios públicos. El hub de McAllen organizó y llevó a cabo una campaña masiva de entrega de alimentos en 18 ciudades, llegando a más de 6,000 familias.

“La comunidad hispana en los Estados Unidos ha sido duramente afectada por la pandemia, y muchos residentes no pueden trabajar debido a restricciones de resguardarse en casa”, dijo Perla Tamez, líder del hub de McAllen. “Algunos han perdido sus empleos de forma permanente y los presupuestos económicos son apretados”.

Otras iniciativas y acciones de solidaridad ya están en marcha, como la movilización de los hispanos en las industrias creativas y mediáticas. La creación del símbolo de Hispanic Star fue una generosa donación de las luminarias creativas de Pepe Aguilar y Per Pedersen de WPP’s Gray / Wing. Culture Marketing Council y Circulo Creativo han lanzado la campaña “Estamos Unidos” para crear conciencia y donaciones a favor de los hispanos, con el apoyo de empresas de medios como Intersection y agencias de relaciones públicas de la Asociación Hispana de Relaciones Públicas como Edelman, JJR Marketing y Boden.

El Mes de Acción de Hispanic Star es una de las iniciativas del Plan de Respuesta y Recuperación Hispano, que es promovido por los socios fundadores de Hispanic Star: P&G e IBM, con el apoyo de Flagstar Bank, Salesforce, Shaklee, Unilever y Yum! Brands.

Para obtener más información sobre el Mes de Acción de Hispanic Star y cómo puedes apoyar a la comunidad hispana, visite hispanicstar.org.

Los cruceros se preparan para navegar otra vez

Ningún segmento turístico se ha visto tan golpeado en su reputación como los cruceros, y hay quienes estiman que las repetidas notas sobre barcos que llevaban decenas de enfermos abordo y puertos de varios países que les negaban el permiso para desembarcar, puede convertirse en un dañino impacto irreversible.

No obstante, las tres grandes navieras mundiales, Carnival Corporation, Royal Caribbean, las estadounidenses propietarias de la gran mayoría de cruceros, y la europea Norwegian Cruise Line se preparan para volver a cruzar mares y ríos, aún cuando se han depreciado en Bolsa entre un 70 y un 80 por ciento en pocas semanas.

Además, los especialistas estiman que al segmento de población donde más éxito tienen los cruceros, los mayores de 60 años que son un tercio de su clientela, le costará volver a comprar este servicio y probablemente prefiera otras alternativas como los hoteles, indica un análisis de The Economist.

Las dos empresas estadounidenses han solicitado apoyo al gobierno de Trump, quien respondió favorablemente debido a que los cruceros cuentan con un mejor balance que, por ejemplo, las aerolíneas, aún cuando los especialistas estiman que al ser golpeados con mayor rudeza en comparación con otros negocios, les costará más recuperar la confianza de los clientes.

Por ejemplo, Carnival Corporation, propietaria de P&O Cruises, Costa Cruceros, Cunard, Princess Cruises y Holland America, pidió ayuda por $ 6 mil millones para sobrevivir a la crisis del coronavirus. Tiene previsto volver parcialmente a navegar en agosto con ocho de sus barcos, operando desde los puertos de Miami, Puerto Cañaveral y Galveston, dijo en un comunicado.

Una parte de ese dinero serán bonos que se emitirán y otra parte créditos bancarios, lo que se suma a los tres mil millones que ha pedido ya a la banca. Las acciones de Carnival, normalmente una empresa muy sólida, han caído un 75 por ciento desde el mes de febrero y se pagan ahora a 13 dólares.

El grupo ha suspendido todos sus cruceros, y no espera recuperar la normalidad hasta bien entrado el mes de mayo. La naviera informó a la autoridad bursátil americana que el COVID-19 tuvo y continua teniendo un efecto adverso en su situación financiera y operaciones, “lo cual afecta a nuestra capacidad de financiarnos, generando escasez de liquidez”.

En algunos buques de la compañía, como el Diamond Princess,  Grand Princess, Zaandam, Costa Luminosa, Ruby Princess, Costa Magica y Costa Favolosa se protagonizaron sucesos de gran impacto mediático por la localización de contagios, la muerte de pasajeros y el rechazo en puertos a su petición de desembarco, según registros de prensa.

Un panorama similar atraviesa Royal Caribbean. En tanto, Norwegian Cruise Line Holdings, la tercera naviera más grande del mundo, informó a través de un comunicado que se encuentra al borde de la quiebra, debido a una deuda total por $6 mil millones y problemas de liquidez, por lo que está negociando una recomposición de los vencimientos de sus deudas, pero sin grandes expectativas. NN

Valoran más acciones las aerolíneas para regresar a volar

Las aerolíneas están luchando por mantenerse en el mercado pese al coronavirus, por lo que añaden medidas para atraer la confianza del viajero. Una de las recientes acciones fue bloquear desde mediados de abril el asiento central de los aviones para minimizar el riesgo de contagio, aun cuando resulta inviable económicamente para todas.

A su regreso al cielo las empresas aéreas establecieron medidas sanitarias que al parecer no son suficientes, por lo que buscaron reforzar su oferta a los consumidores, pero su propuesta de eliminar el odiado asiento de en medio fue reprobada por  International Air Transport Association (IATA).

En un reciente informe la organización concluye que de llevarse a cabo la medidas “solo sobrevivirían cuatro de las 122 aerolíneas que han sido objeto de análisis”. Esta limitación de espacio, explica,  provocaría que la ocupación máxima permitida pase al 62%, un porcentaje muy inferior al 77% que se necesita para que un vuelo sea rentable.

Según IATA, la única opción para aplicar la medida sería establecer un incremento drástico de las tarifas: “Para alcanzar un punto de equilibrio, el precio medio del boleto debería subir entre un 43% y un 54%, dependiendo de la región”. Es decir, la eliminación del asiento central solo puede darse elevando el costo del pasaje o de lo contrario provocaría la quiebra de las empresas.

El reporte de IATA también precisa que, independientemente del aumento de precio, el distanciamiento social dentro de los aviones no ayudaría a reducir el riesgo de contagio. “Las autoridades recomiendan de uno a dos metros de distancia entre individuos, mientras que el ancho promedio del asiento central es inferior a 50 centímetros”, apunta.

No obstante, la empresa Delta anunció en un comunicado que comenzará a bloquear asientos de ventanas y pasillos, además de todos los asientos intermedios, para promover el distanciamiento social, una medida que mantendrá hasta al menos el 30 de junio.

Esto implica el bloqueo del 50% de los asientos en primera clase y el 40% en la cabina principal sin posibilidad de reservar.  En las próximas semanas, toda la flota de Delta tendrá alguna versión de asientos bloqueados, sin importar el tamaño de la aeronave, incluso los aviones más pequeños, con solo 2×2 asientos, también alentarán la distancia entre los pasajeros.

Desde mediados de abril, Delta y muchas otras aerolíneas comenzaron a bloquear el asiento central para alentar el distanciamiento social en la cabina, medida que la empresa está ampliando para seleccionar asientos de ventanas y pasillos.

Además de limitar la capacidad de la cabina, Delta también ha recortado significativamente sus ofertas de vuelo. La aerolínea redujo el 15 por ciento de su capacidad nacional en respuesta a la disminución de viajes, y ahora también exige que los pasajeros usen mascarillas en el aeropuerto y a bordo.

Por su parte United decidió reducir a tiempo parcial el trabajo de 15,000 empleados del aeropuerto, el 30% de sus administrativos, para reducir sus costos ante la dramática caída en la demanda de vuelos. Es decir, a partir del 24 de mayo los manipuladores de equipaje a tiempo completo, los agentes de servicio al cliente y los de reservas pasarán de trabajar 40 horas a la semana a 30.

United y otras aerolíneas que aceptaron fondos federales, del paquete de ayuda emergente por $2.2 billones, acordaron retrasar la realización de despidos involuntarios hasta el 30 de septiembre. La aerolínea con sede en Chicago planea recortar más de 3,400 puestos administrativos el 1 de octubre, de acuerdo con información de directivos al personal.