“Tenemos que reclamar el lugar que merecemos”

Entrevista exclusiva con Jennifer Rodriguez, presidente de Greater Philadelphia Chamber of Commerce (GPHCC).
Por Clemente Nicado, Publisher y Editor Jefe
La pasión por ayudar a la comunidad latina a progresar es el motor que cada día mueve a Jennifer Rodríguez al frente de GPHCC.
“Queremos que tengan los recursos, la voz que creo deben tener en la ciudad y la región. Somos un grupo que contribuye extraordinariamente a la vitalidad, a la diversidad y a la economía. Y queremos asegurarnos de que la gente entienda y aprecie lo que traemos a la comunidad”, dijo.
En entrevista exclusiva con Negocios Now en su oficina en la calle Locust, en Filadelfia, Jennifer habló de las tendencias de los negocios latinos en la región y sus necesidades, de lo que hace GPHCC para ayudarlos y la importancia de acoger la convención de la Cámara Hispana de Comercio de los Estados Unidos (USHCC).

 

Hay en Filadelfia aproximadamente 8,000 negocios latinos y alrededor de 18,000 en la región. Un gran número de ellos se desempeña en la industria de servicios personales, financieros, de seguros, ventas al por menor y restaurantes.
La ejecutiva expresó que hay mucho más oportunidades que los emprendedores latinos no están aprovechando: “Creo que en tecnología hay mucha oportunidad, en ciencias, construcción y finanzas, hablando de servicios financieros más sofisticados”.
En tu opinión, ¿qué necesitan los negocios latinos para que puedan saltar a un nivel superior?
“Hay mucho que aprender de cómo conducir una empresa de una manera en que pueda replicar sus operaciones, que pueda ser financiable, y que tenga un modelo de negocio y una estructura que le permita ser rentable. Hay que enfrentar el desafío de los avances tecnológicos, la tecnología lo ha cambiado todo”.
Mencionó como ejemplo la situación de los taxistas dominicanos ante la llegada de los Uber y Lyft. “Esta competencia ha golpeado severamente sus ingresos. Hay mucho que está cambiando y necesitamos ser ágiles, y acceder a la información que se necesita para hacer las decisiones correctas”.
La información existe, pero los comerciantes latinos están tan ocupados y la presión del negocio diario es tanta, que se les hace muy difícil salir del negocio, prestar atención a lo que está pasando y tomar acción, advirtió.
¿Qué hace la Cámara para ayudar a esos negocios?
Tenemos un programa que creemos es muy innovador llamado Latino Small Business Roadshow. Se trata de un grupo de expertos bilingües, que conocen muy bien la cultura latina, a quienes llevamos a la comunidad. Ese grupo tiene un contable certificado, un abogado experto en transacciones, otro especialista en mercadeo y digital, un banquero y un micro financiero. Entonces vamos con ellos a la comunidad y hablamos del rol que desempeñan estos expertos en cada negocio.
Sentamos a un experto por mesa, y en una ronda de reuniones rápidas los comerciantes pueden preguntarle a un especialista al que, en muchas ocasiones, no tienen acceso fácilmente. Tenemos historias de empresarios que han tomado decisiones fatales para su compañía por carecer de una asesoría profesional. Lamentamos que no nos vieran antes de aceptar, por ejemplo, el préstamo depredador, pero en cualquier modo los ayudamos a salir adelante.
¿Cuál crees que sería el mayor desafío de GPHCC en el objetivo de ayudar a las empresas y desarrollar la economía de la ciudad?.
“Para nosotros lo más difícil, honestamente, es sacar a los empresarios del negocio para que puedan educarse, puedan invertir y hacerlo más próspero.  Es lo más difícil y hay números claves que lo ilustran: el 98 por ciento de los negocios latinos generan menos de un millón de dólares en ventas. Es un número muy importante para entender este escenario, porque un negocio que genera un millón de dólares en ventas, es un negocio que tiene capacidad para crecer”.
“Esto, lógicamente, no aplica para todos los negocios. Por lo general, cuando genera menos de un millón es un negocio que tiene 1 o 2 empleados, que su propietario trabaja ‘24 horas’ al día, que es la persona de comunicaciones, de mercadeo, el comprador, quien lleva las operaciones, lo hace todo. Cuando eso sucede, resulta muy difícil entrar a la autopista del crecimiento”, insistió.
Con todo, hay negocios que no son replicable, no tienen suficientes ganancias, ni son rentables, pero sobreviven. Jennifer opina que estos tipos de negocios son como un hobby.
“Puede que te de suficiente dinero para pagar el alquiler, para vivir, tomar vacaciones, pero es un hobby porque tú eres el único que lo puedes hacer, no te puedes separar de eso, y no tienes suficientes ganancias, ventas, para que te separes y ese negocio siga funcionando, y tener algo con una estructura. Son demasiados los negocios que operan de una manera que no es replicable.
“Nuestra misión -prosiguió- es ayudarlos a tomar decisiones y a invertir para que su empresa crezca lo suficiente, y él o ella no sea tan indispensable en la operación diaria y cotidiana del negocio”, explicó.
Viene la Convención de USHCC en Filadelfia, ¿qué significa que se celebre en esta ciudad?
No será la primera vez. Se celebró aquí en el 2006 y fue muy popular. Pero desde entonces, la ciudad y la comunidad latina de Filadelfia han cambiado mucho, y es una oportunidad para dejarle saber a la nación que en Filadelfia la comunidad latina es muy activa, que está creciendo, no solo en la ciudad sino también en sus alrededores y suburbios a un nivel extraordinario. Los latinos ahora tienen mucho más liderazgo de lo que tuvieron en el 2006.
Pero creo que es muy oportuna, porque  Filadelfia es la cuna de la democracia y la libertad. Aquí se firmó la Declaración de la Independencia un 4 de julio y se redactó La Constitución de los Estados Unidos en la Convención Constitucional en 1787. Tenemos muchos de los símbolos del capitalismo y la democracia americana. Pensilvania es un lugar que se estableció con tolerancia y diversidad, y como una parte bien esencial de la cultura, de la filosofía y los valores de la nación, y de Filadelfia en particular.
Creo que es un momento apropiado, clave, para la comunidad latina tener este evento antes de las elecciones intermedias de Noviembre, en la ciudad de Filadelfia, donde estamos teniendo conversaciones muy importantes de lo que es la comunidad inmigrante y latina en particular.
Y también un reconocimiento al empuje de los empresarios latinos.
Diría más. Es un reconocimiento al rol de los latinos en la transformación y desarrollo de la ciudad. Por ejemplo, la comunidad mexicana, que es relativamente reciente en Filadelfia, ha transformado lo que se le llama el Italian Market, en el sur de la ciudad, que hace unos 15 años estaba decayendo.
A principios del siglo pasado la zona fue un asentamiento de inmigrantes italianos, que vivieron a finales de los 1800 y principios de 1900. Entonces no hace mucho tiempo se asentaron allí inmigrantes mexicanos y otros como vietnamitas, y revitalizan esa zona abriendo nuevos negocios, bodegas y restaurantes. Ahora es una de las comunidades más prósperas en Filadelfia, donde muchos quieren vivir.
¿Cómo defines el ambiente actual de la comunidad latina de Filadelfia?
Emocionados. Creemos que estamos en un momento interesante. La comunidad latina está creciendo mucho, y también los negocios; hay muchos líderes que están llevando a cabo eventos e iniciativas, pero creo que falta atraer a toda la comunidad y unirla.
Esta sería una gran oportunidad, principalmente para atraer negocios. Hay mucho interés en la comunidad latina, en especial en el área de los servicios sociales, pero no mucho en traer a la comunidad de negocios que está contribuyendo significativamente a la economía y a la región.
Como comunidad latina necesitamos estar mucho más al tanto de la contribución que damos a este país, para así poder tener una voz más informada y ser más eficaces en abogar por uno mismo. Necesitamos más confianza en nuestras instituciones y reclamar nuestro lugar, porque lo merecemos.  (Negocios Now Network)

None

2018-09-10T14:50:15+00:00 Cover, Negocios|